Google Pixel 1

Entre los debates más intensos que se desarrollan actualmente dentro de la comunidad de las criptomonedas destaca la escalabilidad. En el caso del Bitcoin, por ejemplo, la lentitud de la red y las altas comisiones por transacción han propiciado la aparición de soluciones de escalamiento como SegWit, que consiste en una actualización del software de Bitcoin o la red Lightning Network, una solución fuera de la cadena de bloques.

En el caso de Ethereum, la comunidad cuenta con algunos de los desarrolladores más importantes de la tecnología Blockchain, y precisamente esa es la razón por la que aún no ha existido un consenso con respecto a la solución de escalabilidad que la red demanda. Sin embargo, el equipo central de Ethereum está adoptando una nueva solución que pretende eliminar las limitaciones actuales y optimizar la red.

Vitalik Buterin ha sido uno de los primeros en señalar el reto que representa encontrar una solución de escalabilidad para Ethereum, y por ello, ha dicho que la compañía se prepara para afrontar estos obstáculos muy pronto. En este sentido, la tecnología Sharing ha sido la solución elegida para enfrentar este reto.

Sharding, la mejor alternativa de escalabilidad de Ethereum

A través de la red social Twitter, Buterin dijo que Ethereum lanzará la testnet de Sharing, a pesar de no ofrecer mayores detalles en relación al momento en que esto ocurrirá. Junto al desarrollador principal de la red, Nick Johnson, Buterin ha destacado la importancia que podría tener Sharding en el plan de los desarrolladores de pasar de la prueba de trabajo (Proof-of-work) a la prueba de participación (Proof-of-stake) y verificar las transacciones en la red.

Como informamos anteriormente, Buterin habló en noviembre pasado sobre la intención de la empresa de superar el nivel de escalabilidad de Visa en los próximos años, mencionando a Sharding como herramienta principal para lograr este objetivo. Para entrar en contexto, Visa procesa cerca de 1.500 transacciones cada segundo, mientras que la red Ethereum solo procesa entre 10 y 30.

Bajo el actual funcionamiento de Ethereum, cada transacción debe ser validada por cada verificador dentro de la cadena de bloques, lo que le confiere mayor seguridad a la red pero también más lentitud. El cambio propuesto por Sharding consiste en dividir la red en pequeños fragmentos, cada uno con su propio historial de transacciones.

El desarrollador de Ethereum, Raul Jordan, ha explicado cómo funciona esta tecnología a través de una publicación en su blog:

En este sistema, ciertos nodos podrían procesar las transacciones solamente para ciertos fragmentos, lo que permite que el rendimiento del total de las transacciones procesadas a través de los fragmentos sea mucha más alto.

Jordan aclara que los problemas de escalabilidad radican en que, en relación a la descentralización, la privacidad y la seguridad, la cadena de bloques solo puede ofrecer 2 de estas 3 características. En este sentido, si se cuenta con escalabilidad y seguridad, estamos en presencia de una Blockchain descentralizada cuyo rendimiento es más eficiente y rápido. En el caso de Ethereum, la red es descentralizada y goza de seguridad, por lo que el problema es incluir la escalabilidad aumentar su rendimiento.

A diferencia de Bitcoin, Ethereum no cambiará el tamaño de cada bloque para mejorar su capacidad de procesamiento, ya que los desarrolladores creen que hacerlo es centralizar la minería al contar con nodos que deben ejecutarse en ordenadores cada vez más sofisticados, como los superordenadores.

Por ello, el enfoque más inteligente para Ethereum ha sido el de fragmentar la cadena de bloques con Sharding, que permitirá que el rendimiento de las transacciones procesadas en todos los fragmentos sea mayor que contar con un fragmento único que ejecute todo el trabajo como sucede actualmente.

De momento, no ha quedado claro en cuánto tiempo se implementará esta versión de Ethereum potenciada por Sharding, sin embargo, los desarrolladores están de acuerdo en que esta solución contribuiría en gran medida a mejorar la velocidad de procesamiento de las transacciones y evitar la congestión de la red.