Petrogold

A principios de esta semana, el gobierno de Venezuela anunció el Petro, la primera criptomoneda emitida por el estado, y la misma estaría respaldada por las reservas de petróleo del país. El problema es que el petróleo que  espalda cada ficha aún no se ha  extraído y el país se encuentra actualmente en medio de una crisis económica extrema.

Por supuesto, el presidente del país llamaba a la criptomoneda un éxito incluso desde antes de su lanzamiento. Según sus propias estimaciones, la preciada criptomoneda ha recaudado USD$ 735 millones en el primer día de una preventa. Aunque aún no hay documentos que respalden esta información.

Montado en lo alto de su autoestimado éxito, Maduro decidió emitir otra criptomoneda respaldada por el estado, llamada “Petro Oro”. En un discurso televisado, el líder socialista declaró:

“El Petro es una criptomoneda única en el mundo que está respaldada por el petróleo, y tengo una sorpresa que lanzaré la próxima semana, el Petro Oro, respaldado por el oro, incluso más potente.”

Como su nombre lo indica, Petro Oro supuestamente estará respaldado por el suministro de oro del país. Sin embargo, queda por verse si el metal precioso ha sido excavado o no.

Los críticos, incluyendo diputados opositores dentro de la Asamblea Nacional, han atacado el plan como un acto ilegal y un vehículo para la corrupción. Por su parte, senadores de los Estados Unidos. También han expresado su preocupación sobre el plan expreso para evitar sanciones a través del uso de la criptomoneda, aunque aún está por verse cómo se desarrollará en la práctica.

Otros afirman que apoyar los proyectos de criptomonedas de Venezuela de alguna manera es similar a apoyar financieramente tanto la represión del régimen contra los derechos humanos como la incapacidad de gobernar.

El gobierno venezolano también ha demostrado en repetidas ocasiones estar en contra de los cimientos de la tecnología blockchain y de la criptomoneda, permaneciendo increíblemente opaco y salvaguardando lo que muchos países considerarían información pública.