Cuanta Agua Tomar

Los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Monash en Australia, desafían la popular idea que recomienda ingerir ocho vasos de agua al día para estar saludables.

Los investigadores han evidenciado que el cuerpo cuenta con un mecanismo que regula la ingesta de líquidos y nos protege de ingerir agua en exceso, lo que puede parecer extraño, pero beber demasiado del vital líquido puede provocar intoxicación por exceso de agua.

Un ingrediente de la pasta dental podría ser crucial para combatir una complicación de la fibrosis quística

La condición, llamada hiponatremia, ocurre cuando los niveles vitales de sodio en la sangre se vuelven anormalmente bajos como consecuencia del exceso de agua, pudiendo potencialmente provocar síntomas que van desde letargo y náuseas, hasta convulsiones y coma.

Para la investigación, el equipo les pidió a los participantes, 20 individuos sanos (13 hombres, 7 mujeres), con edades entre 23 y 45 años, que calificaran la cantidad de esfuerzo requerido para tragar agua en dos condiciones: después de hacer ejercicio, cuando tenían sed, y posteriormente se les persuadió a beber una cantidad excesiva de agua.

Los resultados mostraron los participantes necesitaron realizar un esfuerzo tres veces mayor para poder tomar agua en exceso.

En complemento, el equipo de investigadores utilizó imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) y descubrió que las áreas prefrontales derechas del cerebro eran mucho más activas cuando los participantes intentaban tragar con mucho esfuerzo.

El estudio reveló que el cerebro activa una “inhibición de la deglución” después de que se toma exceso del líquido, lo que ayuda a mantener los volúmenes de agua estrechamente calibrados en el cuerpo.

El Dr. Michael J. Farrell, profesor en la Universidad de Monash y autor principal de la investigación, comentó:

Descubrimos que los participantes requirieron realizar un esfuerzo extra para poder tragar por completo después de beber agua en exceso, lo que significaba que tenían que superar algún tipo de resistencia, ya que el reflejo de deglución se inhibe una vez que se ha bebido suficiente agua. Esto era compatible con nuestra idea de que el reflejo de deglución se inhibe una vez que se ha bebido suficiente agua.

Los autores del estudio señalan que más allá de tratar de seguir una regla, es mejor hacer lo que nuestro cuerpo nos exige; tomar agua sólo de acuerdo al sentido de sed en vez de seguir un horario elaborado.

Sobre la base de estos hallazgos, bien se puede afirmar que aunque mantenerse hidratado es una buena idea, la “regla” de tomar ocho vasos de agua al día, pudiera no ser aplicable a todos los casos.

Referencia: Overdrinking, swallowing inhibition, and regional brain responses prior to swallowing; PNAS 2016. https://doi.org/10.1073/pnas.1613929113

Más en TekCrispy