Duotone

Un nuevo medio de difusión que ha logrado muchísimo alcance son las plataformas de streaming, en especial aquellas dedicadas a los videojuegos, sin embargo, debido a que son un medio de difusión e interacción, no se escapan de los problemas, es por eso que podremos ver distintos problemas legales.

Polygon realizó un reporte sobre James Varga, un joven que ha demandado a Twitch luego de que el portal lo baneara durante 600 días.

El streamer James Varga, mejor conocido como ‘Phantoml0rd’ fue acusado de ser miembro de una red de apuestas ilegales, el cual intercambiaba skins de armas de Counter Strike: Global Offensive. La red trabajaba desde el portal CSGO Shuffle y una vez se hizo público el suceso, Varga fue expulsado de Twitch.

A un año de la expulsión, Varga apareció en YouTube y anunció que iniciaría una acción legal en contra del portal de streaming, ya que en ningún momento se le notificó la razón de su expulsión, así como tampoco se le notificó la razón por la que su canal había sido dado de baja. Varga se presentó el 14 de febrero ante la Corte Superior de San Francisco y realizo la demanda contra el portal.

Varga señala que Twitch incumplió el contrato al momento de su suspensión y la baja de su canal debido a que no le fue explicado las razones de estas acciones. El streamer asegura que el contrato con el portal incluía una cláusula donde señalaba que de terminar la relación legal, se le debía informar a Varga los motivos de esto de forma previa. Varga también asegura que Twitch había aprobado el material relacionado con las apuestas, el cual después fue usado en su contra.

Adobe está desarrollando un streaming dentro de Creative Cloud

La demanda señala que en enero del año pasado, Twitch le había notificado que la suspensión se había realizado por usar bots como suscriptores, algo de lo que no tenían pruebas y tampoco pudieron demostrar.

Más en TekCrispy