El gobierno de Israel fiscalizará, tanto a las bitcoins como a otros tipos de criptomoneda, como “propiedades”, de acuerdo a un comunicado difundido por el ente durante este lunes.

La noticia confirma entonces las declaraciones previamente efectuadas por las autoridades fiscales del país hebreo durante el pasado mes de enero, en las que manifestaron que las criptomonedas “son propiedades y no dinero”, motivando a fiscalizarlas como tal.

En el comunicado se especifica que las ganancias por concepto de criptomonedas estarán sujetas al impuesto a las ganancias de capital (entre 20 y 25%), mientras que las minadas o comerciales deben pagar un 17% al valor agregado (IVA), además del impuesto anteriormente mencionado. Este último aspecto se relaciona con una tendencia observada durante los últimos años, en la que las criptomonedas se han revaluado.

El anuncio complementa las declaraciones de las autoridades fiscales, quienes habían planteado posibles maneras de fiscalizar las ICO, como establecer un umbral mínimo de ingresos por concepto de venta de tokens, generando un nuevo impuesto.