Maduro

El gobierno venezolano lanzó oficialmente la preventa de su controvertida criptomoneda “petro”, así lo informan los medios nacionales

La moneda digital fue anunciada por primera vez a principios de diciembre de 2017 por el presidente Nicolás Maduro. Su finalidad es eludir las sanciones de los Estados Unidos, en medio de una crisis económica y una caída en el valor del bolívar. Se dice que la moneda está respaldado por productos básicos, incluyendo las reservas petroleras del país.

Según la fuente de noticias latinoamericana Telesur, 82.4 millones de criptomonedas estarán disponibles durante esta preventa inicial, una cifra inferior a la que el presidente dijo previamente la cuál era 100 millones de petros, valorados en más de USD$ 6 mil millones.

Dentro de las palabras dichas por Maduro en el anuncio oficial destacan:

“Ha nacido el Petro y vamos a tener un éxito total para el bienestar de Venezuela … Las empresas más grandes e importantes del mundo y la tecnología Blockchain están con Venezuela, vamos a firmar acuerdos”.

Según los informes, el oficial a cargo de la gestión del token, Carlos Vargas, dijo que la preventa y la oferta inicial serán intercambiables por “monedas fuertes” y criptomonedas, pero no por la moneda oficial del país el Bolívar.

Twitter suspende cuentas de instituciones estatales en Venezuela

Dirigentes opositores pertenecientes a la Asamblea Nacional declararon poco después del anuncio de la criptomoneda, que esta sería ilegal. El cuerpo legislativo argumentó que la emisión sería en realidad un préstamo contra las reservas de petróleo del país, violando así las leyes que establecen que La Asamblea debe aprobar el endeudamiento del gobierno.

A fines de enero, los senadores estadounidenses Marco Rubio (R.-Fl) y Robert Menendez (D.-NJ) también denunciaron la criptomoneda en una carta abierta dirigida al secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin.

Rubio y Menendez escribieron en su momento: “Es imperativo que el Departamento del Tesoro de EEUU. Esté equipado con herramientas y mecanismos de cumplimiento para combatir el uso de la criptomoneda para evadir las sanciones de Estados Unidos en general, y en este caso en particular”.

Más en TekCrispy