Filiacion Politica

A diferencia de épocas anteriores, en la actualidad se dispone de una amplia fuente de medios informativos, lo que ha favorecido la difusión de noticias falsas o tergiversadas. Más de 2 mil millones de personas usan las redes sociales todos los días, y muchas lo usan para leer y discutir sobre política.

Los partidos políticos tienden a reflejar las ideologías de las personas, es decir, un sistema de creencias y valores que representa la cosmovisión de uno. Las ideologías se derivan de una combinación de influencias y afinidades culturales, y se reflejan en las predisposiciones biológicas y en las características de la personalidad.

Debido a que la identificación con un partido político es un proceso voluntario y autoseleccionado, las personas se sienten atraídas por los partidos políticos que se alinean con su ideología personal.

Existe una amplia evidencia de que las afiliaciones políticas influyen en las actitudes, los juicios y las conductas; sin embargo es menos obvio qué las afiliaciones partidistas pueden dar forma a las percepciones de los hechos y por lo tanto, dar credibilidad a noticias de dudosa o ninguna veracidad.

El Dr. Jay Van Bavel, psicólogo de la Universidad de Nueva York, cree que el problema radica en que las personas valoran más su identidad que la precisión. Esta mentalidad permite aceptar “noticias falsas” que se alinean con las creencias del partido político, un fenómeno que el investigador llama: modelo de creencia basado en la identidad.

Debido a que los partidos políticos pueden brindar un sentido de pertenencia y ayudar a la autodefinición, estar de acuerdo con ellos puede reforzar el sentido de identidad; con frecuencia eso puede importar más que la precisión acerca de un problema. Cuando eso sucede, es probable creer las ideas que se alinean con las opiniones del partido, sin importar cuán verosímiles sean.

A fin de contrarrestar esta turbulenta tendencia, se pueden aplicar ciertas estrategias que pueden ayudar en ese sentido. Una forma es crear una identidad superior, es decir,  lograr que las personas se vean a sí mismas como ciudadanos de una nación o del mundo, en vez de miembros de un partido político.

Ser puesto en un rol que requiera que alguien sea preciso, como ser convocado para un servicio de jurado, puede dar a las personas los criterios con los que pueda evaluar la información objetivamente y ayudarlos a mejorar su pensamiento crítico.

Actualmente, Van Bavel está trabajando en estudios que reafirmarán la generalización de estos principios. Mientras tanto, él cree que el mensaje es simple: “Nuestras identidades partidistas nos llevan a creer cosas que son falsas. Por lo tanto, tenemos que dar un paso atrás y evaluar críticamente lo que creemos y por qué”.