Clostridium Difficile

La Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América (IDSA) y la Sociedad de Epidemiología de Salud de Estados Unidos (SHEA), han publicado directrices actualizadas para el tratamiento de las infecciones causadas por la bacteria Clostridium difficile (C. diff). La nueva publicación refleja recomendaciones anteriores, sin embargo, incorpora algunas novedades, entre las que se encuentra el excéntrico trasplante de microbiota fecal (FMT, por sus siglas en inglés).

La bacteria C. diff es un patógeno oportunista que invade el intestino después de que la acción indiscriminada de los antibióticos, ha eliminado las bacterias saludables que pueblan el tracto gastrointestinal. La infección por C. diff (CDI) es más peligrosa para los mayores de 65 años o para las personas con sistemas inmunológicos comprometidos.

Estudio sugiere que el apéndice puede ser el punto de partida de la enfermedad de Parkinson

La infección por esta bacteria genera una serie de síntomas que incluyen una persistente diarrea acuosa con una frecuencia que puede estar entre 10 a 15 veces por día; calambres abdominales y dolor, que van de moderados a severos, incremento de la frecuencia cardiaca, fiebre, presencia de sangre o pus en el excremento, náuseas y deshidratación, entre otros.

El tratamiento estándar es otro antibiótico más, pero la IDSA ha cambiado su orientación sobre qué medicamento usar y cómo. Sin embargo, la infección se distingue por su alta recurrencia. El riesgo de tener una infección repetida es del 20 al 30 por ciento después de la primera infección, aumentando al 40 por ciento después de la segunda y al 60 por ciento después de la tercera.

Los pacientes que han tenido varios episodios de CDI y han fallado en todos los tratamientos con antibióticos son los que se consideran candidatos para el trasplante de microbiota fecal, un procedimiento que implica la transferencia de heces de un donante sano al colon de un paciente infectado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) considera El FMT como un tratamiento en investigación; sin embargo, se ha evidenciado que produce buenos resultados y en ensayos clínicos aleatorizados, ha sido bien aceptado por los pacientes y parece ser una opción viable. Las tasas de éxito para los trasplantes fecales se acercan al 90 por ciento, señala la IDSA.

Termómetros inteligentes también usan tus datos para segmentar publicidad

La Dra. Colleen Kelly, profesora asociada de medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad Brown, dijo que había estado esperando ansiosamente nuevas pautas; al respecto manifestó:

Sabemos que el trasplante fecal es la opción más efectiva para tratar la infección por C. diff múltiple recurrente, cuando los pacientes han fallado en la terapia estándar con antibióticos.

La adición de FMT como una opción de tratamiento, es un reconocimiento de que los pacientes que se han sometido a varias rondas de tratamiento con antibióticos para tratar CDI y que no se han curado, realmente no tienen otras opciones.

Más en TekCrispy