Tiroteo En Florida

El día de hoy, el gobernador de Kentucky, Matt Bevin, hablo sobre los sucesos que estremecieron a Florida este 14 de febrero, luego de que un estudiante entrara a clases junto con rifle semi-automático y le quitara la vida a 17 personas. Bevin señaló que el culpable de que esto sucediera eran los videojuegos, ya que no existe un control sobre los títulos violentos.

Bevin comentó:

Hay videojuegos que sí, claro, están clasificados para adultos. Pero los niños y demás siguen jugándolos, todo el mundo lo sabe, y no hay nada para prevenir o evitar que esos niños jueguen a esos títulos. Celebran las matanzas y asesinatos en ellos. Son juegos que permiten que la gente obtenga puntos por cosas que luego este tipo de estudiantes hacen en la vida real, dentro de los institutos.. Hablamos de juegos en los que consigues puntos extra por matar a a alguien que está suplicándote por su vida.

Aunque se ha demostrado en distintos estudios que los videojuegos no generan violencia, la lucha de hacer creer que estos son capaces de generar pensamientos violentos sigue estando viento en popa. Bevin también comenta:

Estos videojuegos son basura, igual que la pornografía. Arrebatan cualquier tipo de valor a la vida humana, eliminan la dignidad de la mujer y del propio género humano. Son videojuegos que están sembrando una cultura de violencia y violación.

Pienso que debemos comenzar a plantearnos qué tipo de valor tienen estos productos, pues quién necesita un videojuego que invita a matar gente. ¿Por qué necesitamos letras violentas en la música, películas violentas o series violentas? Pienso que los productores deberían buscar otros valores en lugar de alimentar el morbo.

Por su parte, el gobernador concluye:

¿A qué precio están haciendo dinero con estos productos? ¿No es mejor perder un par de pavos por ellos? ¿A qué precio se vende el éxito? Somos adultos, y debemos dejar de actuar como niños. Necesitamos dar un paso adelante y dejar claro que está bien y mal.

Hace unos días, Jack Thompson, el mismo abogado que acusó a Grand Theft Auto de  hacer que sus jugadores se vuelvan violentos, apareció acusando a los videojuegos con un tiroteo que tuvo lugar en Kentucky en el mes de junio, por lo que serían varias las acusaciones hacia los videojuegos en poco tiempo.

El mayor problema de Estados Unidos con respecto a estos focos de violencia no serian los juegos de vídeo, sino la falta de una ley de control de armas en el país, algo que ya se encuentra en debate actualmente. Mientras estas acusaciones son realizadas, el ejercito norteamericano se encuentra ensayando como actuar ante estas situaciones en un simulador, el cual crea réplica de estos delicados eventos, por lo que el ejército se encuentra practicando en, irónicamente, un juego de vídeo.