Prueba De Sangre

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) otorgó a la empresa Bayan Biomarkers Inc. la autorización de comercialización de lo que sería la primera prueba de sangre capaz de diagnosticar conmociones cerebrales traumáticas.

La prueba detecta dos proteínas presentes en las células del cerebro que pueden filtrarse en el torrente sanguíneo, como consecuencia de un trauma en la cabeza. La investigación de Banyan muestra que la prueba puede detectar estos marcadores dentro de las 12 horas subsiguientes a la lesión.

La prueba está diseñada para ayudar a los médicos a determinar rápidamente qué pacientes con sospecha de conmoción pueden tener hemorragia u otra lesión cerebral.

Los pacientes que en la prueba sanguínea obtengan un resultado positivo, necesitarían una tomografía computarizada para confirmar el diagnóstico y determinar si es necesario realizar una cirugía u optar por otro tratamiento.

La investigación de Banyan muestra que su indicador de trauma cerebral puede detectar con precisión la presencia de conmoción cerebral, la cual luego es confirmada posteriormente en las tomografías computarizadas. También muestra que la ausencia de las dos proteínas en la prueba es una buena señal de que las tomografías computarizadas serán normales.

El Dr. Jeffrey Bazarian, profesor de medicina de emergencia en la Universidad de Rochester y que además estuvo involucrado en la investigación de Banyan, indicó al respecto: “Eso significa que los pacientes con análisis de sangre negativos pueden evitar someterse a las tomografías computarizadas y la exposición innecesaria a la radiación”.

Se tiene estimado que para finales de este año, la prueba se encuentre disponible en las salas de emergencia de los hospitales, pero la esperanza de la empresa Banyan es que eventualmente se use en una variedad de ámbitos, como en los campos de batalla y sedes deportivas donde el riesgo de traumas cerebrales es elevado, por ejemplo los estadios de fútbol.

Por su parte, el Comisionado de la FDA, Dr. Scott Gottlieb, manifestó en un comunicado: “Ayudar a ofrecer tecnologías de prueba innovadoras que minimicen los impactos en la salud de los pacientes y que al mismo tiempo proporcionen resultados precisos y confiables, para lograr una evaluación y tratamiento adecuado, es una prioridad de la FDA”.

El vocero señaló que la aprobación respalda la iniciativa de la FDA orientada a reducir la exposición innecesaria a la radiación de las imágenes médicas, un esfuerzo que busca garantizar que cada paciente reciba el examen de imágenes correcto, en el momento y la dosis de radiación adecuada.