Liz Mari

Conocida en el escenario de YouTube por publicar videos virales en los que mostraba cómo fue capaz superarse a su diagnóstico de cáncer etapa cuatro a través de la fe y siguiendo una estricta dieta vegana acompañada por zumos, Mari López, una de las dos conductoras del popular vlogging Liz & Mari, falleció al sucumbir a un cáncer terminal agresivo que se extendió a su sangre, hígado y pulmones.

Liz y Mari, cuyos videos acumularon cientos de miles de visitas, se referían regularmente sobre cómo Mari se había recuperado de un diagnóstico terminal de cáncer, a través de su fe y su “descubrimiento” de jugo de limón y jengibre.

Las vlogueras, que en su canal de YouTube contaban con más de 10 millones de suscriptores, le aseguraban a sus seguidores en términos inequívocos que podían hacer lo mismo, con sólo seguir las indicaciones de sus videos sus instructivos. El video: “Cáncer en etapa 4 curado con zumos y dieta vegana, parte 1” tuvo más de 300.000 visitas; la segunda parte superó las 400.000 visitas.

Entre sus aportes facilitaban recetas de jugos que limpiarían “todas las toxinas” del organismo, llegando incluso a recomendar qué tipo de máquinas exprimidoras funcionan mejor. En un video, Mari señaló un extractor de jugos específico y dijo: “Me recuperé del cáncer con esta máquina”.

Sus videos inspiraron un derroche de sentimientos de aprecio y devoción por parte de pacientes con cáncer quienes agradecían fervientemente a Liz y Mari por compartir sus experiencias y consejos. Algunos fanáticos manifestaron que alentarían a sus parejas para que siguieran una dieta de zumos a fin de superar su diagnóstico de cáncer.

Mari expresó que su nuevo estilo de vida le curó el cáncer; en sus videos se refirió repetidamente a cómo, bebiendo zumos, fue capaz de curar su fatal enfermedad en tan sólo 90 días. Afirmó que no sólo logró sobreponerse al su diagnóstico, sino que además, su nuevo modo de vivir la impulsó a renunciar a su sexualidad lésbica.

Esto se prolongó durante más de un año, hasta que en el verano de 2017, Liz publicó una actualización de la condición de Mari, diciendo: “Ella no se siente bien”.

Para octubre de 2017, estaba tremendamente enferma con un cáncer agresivo en la sangre, que afectaba su hígado y pulmones. En diciembre, se encontraba en el hospital. “Los médicos le dieron sólo días para vivir”, escribió Liz en Facebook.

Dos días después, Mari falleció.

Liz atribuyó el fatal desenlace a “inconsistencias” en la metodología divulgada en sus videos y afirma seguir comprometida con los “poderes curativos” que tienen sus recomendaciones.