Opera Navegador

A pesar de la polémica desatada por la casa de cambio BitMEX hace unos días, cuando a través de un informe de seguridad afirmó que Ripple era una red poco confiable y su ecosistema estaba más centralizado de lo que se piensa, lo cierto es que la adopción de la tecnología que respalda esta criptomoneda ha crecido considerablemente en las últimas semanas.

Por ejemplo, a principios de este mes el Banco Santander anunció que planeaba lanzar una app para pagos basada en la tecnología Blockchain de Ripple, con la cual los clientes del banco del Reino Unido, España, Polonia y Brasil podrían realizar transferencias internacionales de dinero. Posteriormente, se conoció que el mayor proveedor de pagos en China, LianLian, anunció su unión a la red de pagos de Ripple, RippleNet, con el fin de mejorar sus transacciones transfronterizas.

Todo esto ocurrió pese a una caída abrumadora de los precios del Ripple,  que disminuyó su valor en casi un 70% producto de los anuncios reguladores de China y Corea del Sur que potenciaron la caída de todas las criptomonedas. Sin embargo, el mercado se ha recuperado y la tecnología de Ripple sigue siendo un referente para el sector de los pagos internacionales.

Así lo demuestra una publicación de Fortune, donde se afirma que el gigante mundial de las transferencias de dinero, Western Union, se ha unido a la red de pruebas de Ripple. El director de finanzas de la empresa, Raj Agrawal, reveló que la implementación está en fase de prueba y de momento no ha existido ningún proceso que pudiese representar un logro mayor.

También el consejero delegado de Western Union, Hikmet Ersek, ha confirmado que la empresa está experimentando con la red de pagos de Ripple para liquidar transacciones y optimizar su capital. Esta medida también se produce luego de que el rival de Western Union, Moneygram, también haya decidido experimentar con la tecnología de la empresa Blockchain.