Un estudio realizado por científicos de la Universidad Estatal de Florida (FSU) ha identificado ciertos factores que dan lugar a la infidelidad. La investigación, es la primera en proporcionar evidencia de respuestas psicológicas que ayudan a un individuo a evitar las infidelidades.

Determinados a examinar cómo las parejas pueden cultivar una relación íntima exitosa a largo plazo, el equipo de investigación encuestó a 233 parejas de recién casados ​​y exploró detalles de las relaciones, incluida la satisfacción marital y cualquier caso de infidelidad hasta por 3,5 años.

Los investigadores se enfocaron en dos procesos psicológicos que todos experimentamos en diferentes grados: la desvinculación atencional, que se refiere a la capacidad de desviar la atención de las potenciales parejas, y la devaluación evaluativa, una tendencia a degradar el atractivo de las posibles parejas.

A los participantes del estudio les fueron mostradas imágenes de hombres y mujeres muy atractivos, así como individuos de aspecto promedio.

Una vez registradas las respuestas y reacciones de los participantes, los investigadores encontraron que los recién casados ​​que practicaron la desvinculación, tenían menos probabilidades de ser infieles.

Además, se descubrió que aquellas personas que miraron hacia otro lado, unos cientos de milisegundos más rápido que el promedio, tuvieron un 50 por ciento menos de probabilidades de tener una aventura amorosa.

El estudio también demostró que las personas que usaban la táctica de la devaluación, eran menos propensas a ser infieles y tenían más probabilidades de tener una relación exitosa.

Al respecto, el Dr. Jim McNulty, profesor de psicología en la FSU y autor principal del estudio, explicó que estas respuestas son automáticas, expresando:

Las personas no necesariamente están al tanto de lo que están haciendo o por qué lo están haciendo. Estos procesos son en gran parte espontáneos y pueden estar modelados por la biología y / o las experiencias de la primera infancia.

Los investigadores identificaron algunos de los predictores más fuertes de la infidelidad, incluida la edad, la satisfacción con el matrimonio, el atractivo y la historia de las relaciones a corto plazo.

Según el estudio, tanto las personas más jóvenes como las menos satisfechas con sus relaciones, tenían más probabilidades de ser infieles. Los hombres que informaron tener más parejas sexuales a corto plazo antes del matrimonio, también tenían más probabilidades de tener una aventura amorosa, pero no así para las mujeres.

Se descubrió que el atractivo es otro fuerte predictor de infidelidad. Las mujeres menos atractivas eran más propensas a ser infieles, mientras que los hombres con parejas menos atractivas también eran más propensos a caer en infidelidades.

Los autores del estudio esperan que los hallazgos de la investigación, puedan orientar a los profesionales de la salud mental a encontrar sugerencias prácticas para ayudar a las personas a mantenerse comprometidas con sus parejas.

Más en TekCrispy