Videojuegos Violentos 1

El Consejo de Ministros que tuvo lugar el pasado 9 de febrero en España puso sobre la mesa un nuevo tópico para considerar, como lo serian las adicciones sin sustancia, haciendo énfasis en los juegos de apuesta en la modalidad online o física y sobretodo en las nuevas adicciones que derivan de la tecnología, como lo serian los videojuegos.

La AEVI (Asociación Española de Videojuegos) se pronunció de inmediato sobre lo conversado en el consejo de ministros y asegura que se trata de una estrategia con la que se le planea dar una imagen negativa a toda la industria de los videojuegos, donde entrarían los desarrolladores y compañías, así como la misma comunidad de jugadores.

Como bien sabemos, la relación entre adicción y videojuegos no es algo que tenga un respaldo por parte de la comunidad científica, algo que ha recalcado también la AEVI, sin embargo, no se puede negar completamente que existan casos de adicción o incluso otro problema que derive de este hecho.

El documento oficial emitido después del consejo habla sobre la estrategia a realizar, la cual sería realizar los estudios adecuados sobre el ámbito en el que se desarrollan estas “adicciones sin sustancias” y crear un método que ayude a la reducción de daños y riesgos que puedan causar estas adicciones.

En la actualidad existen varios problemas de adicción, como lo serian la dependencia al internet o incluso el uso del celular, lo complicado sería trazar la línea que separe el ocio y la diversión de la adicción.

Este paso que el consejo de Ministros quiere dar, aunque se trate de las consecuencias sociales que podrían tener lugar, tampoco se aleja mucho de las últimas polémicas que tienen lugar actualmente en la industria sobre las cajas botín como un método de juego de azar.

El hecho de incluir a los videojuegos como un tipo de adicción sin sustancia podría ser un poco problemático, sin embargo, se debe separar muy bien los problemas y sujetos expuestos, por otra parte, podría ayudar a dar solución a aquellas personas que se encuentren expuestas y necesiten algún tipo de asistencia. El documento expresa que las medidas a tomar tendrán como prioridad el nivel de difusión, de prevención y de reinserción:

Ampliar la oferta y adecuar los servicios y programas (servicios ocupacionales y especialmente de reinserción laboral) a los nuevos perfiles de las personas atendidas (incluyendo las adicciones sin sustancia), al diferente impacto de las adicciones en mujeres y hombres y a las necesidades diferenciales de los drogodependientes de más edad.

Algunas estrategias del documento se enfocan a incorporar una red asistencial para la atención de estas nuevas adicciones con y sin sustancia. El delegado del gobierno español para este nuevo plan nacional, Francisco Babin, apuntó que España entraría en el top 10 de los países que acoplan todas las adicciones en la misma estrategia.

Más en TekCrispy