Nueva York Controles Fraude Criptomonedas

Nueva York es una de las ciudades estadounidenses cuyo mercado financiero se mueve más rápidamente. Recientemente informamos sobre las intenciones de uno de los legisladores de este estado, que pedía investigar el impacto de una criptomoneda neoyorquina respaldada por las autoridades.

Sin embargo, Estados Unidos es uno de esos países que ven con escepticismo el mercado de las criptomonedas, sobre todo porque en este país es promotor del viejo esquema de dinero fiduciario que aún lidera la economía hoy en día.

Ahora, el Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York (NYDFS), está ejerciendo presión sobre las compañías de criptomonedas para reforzar sus medidas antifraude y contra la manipulación del mercado.

A través de un comunicado de prensa divulgado el pasado miércoles, el NYDFS dio a conocer nuevas reglas para estas empresas, incluidas aquellas que han obtenido licencias a través de BitLicense o a través del Estado directamente. El nuevo esquema anunciado solicita a estas empresas implementar políticas para evaluar todo lo concerniente a los riesgos de fraude, con el fin de proteger a los usuarios.

Esta nueva guía también exige que se inicie una investigación ante la sospecha de fraude, y posteriormente se emita una declaración donde se ofrezcan detalles sobre cualquier acción ilegal detectada. En el comunicado, la superintendente Maria Vullo dijo:

A medida que los mercados de las criptomonedas siguen evolucionando, el DFS estará ordenando a las empresas de criptomonedas que tomen las medidas necesarias para protegerse contra el fraude y se mantengan atentos a la manipulación. Mediante estas acciones, el mercado puede evolucionar con una supervisión reguladora sólida.

Esta nueva guía de la institución está basada en el formato de BitLicense del Estado de Nueva York, aprobado en 2015, cuando resultó una medida osada contra el mercado de las criptomonedas, y que generó que muchas empresas emigraran de la ciudad. De momento, solo algunas empresas han recibido aprobación del Estado para operar con criptomonedas en la ciudad de Nueva York.