Mansion

Michael Komaransky vendió su mansión de siete dormitorios ubicada en un barrio selecto de Miami, Estados Unidos, por 455 BTC (con un valor de USD$ 3,2 millones al momento de escribir este artículo).

El inmueble había estado a la venta desde agosto de 2017, por un precio de $USD 6.5 millones. Sin embargo, el exitoso inversionista de criptomonedas declaró que estaba abierto tanto a los métodos de pago de dinero fiat como de bitcoin.

Komaransky dijo que decidió aceptar Bitcoin, para avergonzar a aquellos que creen que la criptomoneda no puede usarse para pagar bienes y servicios del mundo real y, si bien habría estado contento de recibir un pago en efectivo en dólares estadounidenses, rezó vigorosamente para que alguien realmente pague por la propiedad en bitcoin porque es una moneda descentralizada, además, de qué sirve una moneda si no se puede gastar en comprar bienes tangibles.

Según los agentes Stephen Burke y Carol Cassis de Brown Harris Stevens, la firma de la venta se firmó el 8 de enero de 2018, y el comprador hizo pagos de bitcoin hasta que ascendió a 80 por ciento de bitcoin.

La identidad del comprador permaneció en el anonimato, sin embargo los corredores de la inmobiliaria afirmaban que toda la venta se hizo con normalidad y sin ningún precedente “De hecho, fue bastante bien, ya que ambas partes tenían la misma mentalidad. Esta es la primera venta de bitcoins en el país de este tamaño”.

En diciembre, Cassis y Burke también vendieron una propiedad a un empresario de bitcoin basado en Florida por USD$ 275,000, que se pagó íntegramente en criptomoneda. A medida que los mercados de criptomonedas se vuelvan más regulados, se espera que haya muchos más bienes raíces y otros grandes negocios cerrados en bitcoins y posiblemente altcoins también.