El gran auge que ha logrado la industria de los videojuegos en las últimas décadas es considerable, ya que es considerable el cambio que han sufrido las consolas y los videojuegos desde nuestro primer acercamiento con ellas. Con estos cambios también hemos logrado ver el alza en los precios del software y el hardware, por otra parte, un estudio demuestra como es el panorama del mercado en México y de cómo existe una baja en el precio de las consolas.

Una plataforma que se especializa en analizar los precios del mercado, CupoNation, ha realizado un estudio sobre cómo ha evolucionado el precio de las consolas en el mercado de México y la diferencia entre los precios originales, además de explicar el impacto que recibirán debido a la inflación actual.

El estudio nos enseña un par de datos sobre el mercado mexicano, mostrándonos que el país cuenta con 55 millones de jugadores, lo que lo ha posicionado como el mercado número 13 de la industria global. CupoNation también señala que el mercado de videojuegos mexicano llega a representar 22 millones de dólares para la industria.

En cuanto a los precios de las consolas en México, el estudio realiza una comparación donde nos muestra los precios originales con los que se podía adquirir una consola en el año de su lanzamiento y el precio que tendrían en la actualidad gracias a la inflación. El análisis demuestra, basándose en sus resultados, que el precio ha tenido una baja del 17% en lo que serian los últimos 30 años.

Un ejemplo serían los precios que tenían las consolas en los 90, teniendo un costo promedio de $11,600 pesos mexicanos, mientras que el promedio actual es de $9627 pesos mexicanos. Los altos precios en la década de los 80 y 90 se debería a la gran crisis económica que enfrentó el país, donde poseían una moneda devaluada y por ende el costo de estos productos era muy elevado.

Reportan robo millonario en hackeo al sistema de pagos de bancos mexicanos

El estudio nos demuestra que aunque las consolas de Nintendo tenían un costo muy elevado, PlayStation es la que ofrece las consolas más caras, seguido por Xbox y la Nintedo Switch.