Lootbox

La polémica alrededor de las lootboxes y las microtransacciones continua y aunque bien sabemos que la modalidad no es completamente nueva, ha llamado la atención de muchos políticos en el mundo en los últimos meses, haciendo que Bélgica exige prohibir este método en Europa y que Estados Unidos investigue como esto es perjudicial para el consumidor. Entre los países que se han pronunciado sobre este método de pago se encuentra Suecia, quienes han decidido clasificar las lootboxes como un juego de apuesta en el próximo 2019.

El ministro de Administración de Suecia, Ardalan Shekarabi, ha indicado al portal P3 News que trabajan para lograr clasificar a las cajas botín como un derivado de los juegos de azar en el 2019, lo cual supondría una nueva regulación, muy estricta, en base a la legislación de Suecia.

Shekarabi indica:

Estamos trabajando para recuperar el control del mercado de juegos de apuestas lo antes posible, y para asegurarnos de que las leyes suecas de protección al consumidor se aplican a todos los actores que participan en estos tipos de juegos.

La legislación de Suecia indica que las cajas de apuestas no son consideradas juegos de azar, lo que les limita el poder regularlas. Shekarabi ha indicado que, si deben realizar un cambio en la legislación, se realizará, aunque ya tendría lugar para inicios 2019.

“No quiero descartar la posibilidad (de hacer el cambio en la legislación). Es obvio que muchas personas sufren problemas de adicción al juego, y pierden dinero por eso”, comenta Shekarabi.

Cada día que pasa, los países se alzan en contra de las cajas de apuesta y las microtransacciones, sin embargo, todavía la industria de los videojuegos, o las compañías que utilizan dichas modalidades en sus juegos, no se han pronunciado al respecto.

Más en TekCrispy