Fuentes Windows10

El sistema operativo Windows contiene un gran número de fuentes que podemos utilizar en las aplicaciones nativas y en otras herramientas que instalemos, como los editores de imágenes que contienen la función de agregar texto.

Sin embargo, a veces ninguna de esas fuentes se ajusta a lo que necesitamos, en función de un diseño o para crear un anuncio llamativo que debemos imprimir y colocar en la oficina. Por eso, en la web encontramos muchos estilos de fuentes completamente disponible para su descarga e instalación.

Desde versiones anteriores, Windows permite instalar fuentes de forma sencilla: solo tenemos que descargar una fuente desde algún sitio web, descomprimir el archivo obtenido, copiar y pegar el archivo (de formato .TTF, .FON u .OTF) en la carpeta C:\Windows\Fonts y listo, así podemos usar esas tipografías en los programas de edición.

Ahora, con Windows 10, además de seguir usando el procedimiento anterior, podemos descargar fuentes desde la tienda de Microsoft y el panel de previsualización, aquel que nos permite ver todos los tamaños y estilos de una fuente en particular, ha sido mejorado.

¿Cómo descargar fuentes desde la Microsoft Store de Windows 10?

Podemos obtener fuentes desde la tienda, con la actualización de Windows 10 Insider Build 17083, de modo que los siguientes pasos solo se pueden aplicar si se tiene instalada esa versión de Windows.

Paso 1, previsualización de fuentes: Entrar a Microsoft Store para buscar las fuentes. También se pueden encontrar en Configuración > Personalización > Fuentes. Es en esta sección donde podemos ver una muestra previa de las fuentes.

Paso 2, descargar nuevas fuentes: Dentro de la pestaña “Fuentes” tendremos una vista previa de las fuentes instaladas, así como sus distintas versiones. Pero, también encontraremos el botón “Obtener más fuentes en la tienda” para descargar fuentes diferentes a las instaladas.

La desventaja de buscar fuentes en la tienda de Microsoft, es que la variedad de estilos es algo limitada, es por eso que el método “antiguo” para instalar fuentes sigue vigente.