Cigarrillo Electronico

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores de la Universidad Queen Mary de Londres, inhalar el vapor de los cigarrillos electrónicos podría ayudar a las bacterias que causan neumonía a adherirse a las células que recubren las vías respiratorias.

La investigación, que incluyó experimentos con células, ratones y humanos, mostró que el vapor del cigarrillo electrónico tiene un efecto similar al del humo de cigarrillo tradicional o la materia particulada de la contaminación con combustibles fósiles, los cuales están asociados con el incremento del riesgo de sufrir infecciones pulmonares por bacterias neumocócicas.

Un defecto visual no tratado a tiempo podría desembocar en un cáncer metastásico

En una investigación anterior, los científicos descubrieron que las bacterias neumocócicas usan una molécula producida por las células que recubren las vías respiratorias, llamada receptor del factor activador de plaquetas (PAFR, por sus siglas en inglés) para unirse a las células de las vías respiratorias, lo que aumenta la capacidad de las bacterias para infectar los tejidos del cuerpo y causar enfermedades.

En el estudio actual, los investigadores examinaron las células del revestimiento de la nariz humana, encontrando que las que estuvieron expuestas al vapor de cigarrillo electrónico presentaron un incremento de hasta el 300% de los niveles de PAFR, en comparación con las muestras que no estuvieron expuestas, independientemente de si el vapor que contenía nicotina o no.

Posteriormente, los científicos sometieron estas células a la bacteria neumocócica. Las observaciones mostraron que el número de bacterias que se adhirieron a estas células se duplicó como resultado de la exposición al vapor de los cigarrillos electrónicos.

De manera simultánea, el equipo de investigación examinó los impactos del vapor del cigarrillo electrónico en ratones. Los hallazgos mostraron que la exposición al vapor de e-cigs aumentó los niveles de PAFR en las células del revestimiento de las vías respiratorias y elevó la infección por bacterias neumocócicas en el tracto respiratorio, lo que hizo que los ratones fueran más vulnerables a la enfermedad.

Finalmente, los científicos examinaron los niveles de PAFR en las células que recubren las vías respiratorias en 17 personas. Entre ellos, diez eran usuarios regulares de cigarrillos electrónicos que contenían nicotina, uno usaba cigarrillos electrónicos sin nicotina y seis individuos de control.

Los líquidos de cigarrillos electrónicos pueden ser tan perjudiciales como la nicotina

Los investigadores midieron los niveles de PAFR en el tracto nasal de los 17 voluntarios. Luego, se les indicó que tomaran al menos diez inhalaciones en sus cigarrillos electrónicos durante cinco minutos. Las mediciones tomadas después de una hora, mostraron niveles incrementados al triple de PAFR en las células de las vías respiratorias.

El Dr. Jonathan Grigg, profesor de Medicina Ambiental y Respiratoria Pediátrica en la Universidad Queen Mary de Londres y autor principal del estudio, concluyó expresando:

En conjunto, estos resultados sugieren que la inhalación del vapor de los e-cigs hace que las vías respiratorias sean más vulnerables a las bacterias que se adhieren a las células que recubren las vías respiratorias, lo que podría aumentar el riesgo de infección.

Más en TekCrispy