Bitcoin World

El hecho de que Bitcoin tenga un precio diferente en cada país y no se guíe por un precio único internacional, es una interrogante que tienen muchas personas al incursionar en este mundo, pero, ¿porque sucede esto?, ¿cuál es la explicación? La respuesta viene determinada por distintos factores, unos relacionados a su propósito, otros a las condiciones del mercado, su futuro y algunas variables que siempre están presentes en cualquier economía para la determinación de precios.

Empezando por lo básico

El Bitcoin, concebido como un medio digital de cambio con sus características únicas y la tecnología blockchain que la respalda, tiene como propósito ser una moneda descentralizada. Está destinada a ser un activo  y poder usarla comúnmente como método de pago en la adquisición de bienes y servicios, sin embargo, eso no es posible en todos los países actualmente.

Las regulaciones y aceptación en cada país son diferentes, agregando además que muchas personas aún no tienen el concepto claro de las capacidades del Bitcoin o de una criptomoneda y el uso que le pueden dar. Dicha situación se presta a perseguir distintos motivos para su adquisición, teniendo un efecto sobre su precio debido a que las expectativas son distintas para cada individuo que invierte en ellas.

La especulación en el mercado también hace su parte en la fijación de precios, lo que ocasiona que los vendedores lo establezcan en base a lo que los compradores estén dispuestos a pagar, con la finalidad de obtener una ganancia en lo que se sigan dando las condiciones favorables para ello.

Encuentra el lugar perfecto para tus vacaciones con Cluey

Sobre su forma de adquisición y los principios económicos relevantes

No todas las compras de bitcoins se realizan a través de plataformas de intercambio peer to peer, donde los compradores llegan directamente a los vendedores. Existe además, en algunos países, la opción de comprar Bitcoins directamente a proveedores, los cuales mantienen un precio distinto de acuerdo a la demanda en el mercado.

En un mercado con mayor demanda, un proveedor siendo un negocio que mantiene ciertas reservas de Bitcoin para la venta, puede fijar su precio mucho más alto a diferencia de otro mercado con menor demanda.

Esta oferta y demanda, que varía según cada país, también se precisa en parte, en base a lo que se menciona anteriormente, es decir, su uso, aceptación y propósito de adquisición.

Otro posible caso en la variación de los precios del Bitcoin, estaría dado por la incursión de proveedores internacionales en mercados locales ofreciendo bitcoins a menor costo que la mayoría de su competencia, acaparando toda la demanda existente.

El equilibrio en esta variación de precios, se alcanza cuando los compradores recurren en igual cantidad a los diferentes proveedores de un mismo mercado y el hecho de que exista otro proveedor en un país diferente no modificara el precio que estos ya  hayan establecido.

También es de recordar que debido a limitaciones geográficas y bancarias en algunos países, los compradores no podrían acudir a un proveedor diferente en otro país, aligerando la competencia y evitando la propia variación de precios en un mercado con precios más estables.

La tiranía de la falta de estructura en la era digital

El provecho y la desventaja

Para algunos inversionistas esta diferencia resulta ventajosa. La naturaleza especulativa del mercado les permite ganar dinero fácil y rápido en los momentos más óptimos. No obstante, la propia especulación y otras condiciones políticas, legales y económicas, sin mencionar las regulatorias, podrían a largo plazo crear una distorsión causando un desequilibrio en los precios de la moneda, donde su valor este alejado de la realidad, lo que ocasione una caída abrupta en su precio.

Por ultimo podríamos decir que en la medida que transcurra el tiempo, el futuro del Bitcoin se fijará más estable una vez que su uso sea más aceptado, su propósito este mas definido y siga manteniendo las características que le dieron origen.

Más en TekCrispy