Si hay un país cuyo gobierno ha mantenido una postura variable en torno al mercado y la minería de criptomonedas es Rusia. Luego de varios meses de discusión sobre el papel que terminaría tomando el Kremlin con respecto a estos activos, y donde se especuló incluso que las criptomonedas serían prohibidas en la nación, el Ministerio de Finanzas publicó el proyecto de ley para regular el comercio de estos activos.

En dicho documento, publicado la semana pasada, se especifica que las criptomonedas serían consideradas como un activo digital, razón por la que los contratos inteligentes se entenderían como un documento electrónico.

Asimismo, el proyecto de ley afirma que estará permitido el comercio de criptomonedas solo en las plataformas de cambio autorizadas. Sin embargo, Rusia sorpresivamente dijo que la minería de criptomonedas sería considerada como una actividad de ‘emprendimiento’.

La minería de criptomonedas ha sido una actividad ampliamente aceptada por los ciudadanos rusos, y, en vista de ello, se pudo conocer que el gobierno también está desarrollando un sistema de identificación y registro de todos los mineros con el fin de que paguen impuestos y estén sujetos a la legislación vigente en materia tributaria.

Ahora, el Banco Central de Rusia (Bank of Rusia), en voz de su primera vicepresidenta, Olga Skorobogatova, confirmó que desea permitir la minería de criptomonedas en el país, siempre y cuando esté sujeta a impuestos. Asimismo, la institución sugirió que permitiría que los mineros vendieran sus criptomonedas fuera del país.

Un experto en leyes de la firma de abogados rusa Buzko & Partners, también reveló que los mineros deberán pagar impuestos incluso si los mineros venden sus criptomonedas fuera de Rusia.

Con estos anuncios, queda claro que Rusia pretende despejar el panorama de incertidumbre que rodeaba el mercado de las criptomonedas en esta nación, con declaraciones y medidas que, pese a ser reguladoras, seguramente fomentarán una mayor adopción de las criptomonedas en la nación.