19

Mientras que algunos países están restringiendo las criptomonedas y sus casas de cambio, Japón le abrió sus puertas. Esto ha llevado a un aumento en las empresas relacionadas con la criptografía que buscan hacer negocios dentro del país. Por supuesto, hay empresas nacionales que también buscan subirse al tren criptográfico. La última en hacerlo es Line, la popular aplicación de chat, que ha presentado una solicitud para abrir un exchange de criptomonedas dentro de la aplicación.

Este es un movimiento bastante interesante, y uno que podría hacerse bastante bien. Line es extremadamente popular, con 200 millones de usuarios mensuales activos. La aplicación de chat ya tiene un servicio de pago móvil dentro de la aplicación, llamado Line Pay, que tiene 40 millones de usuarios.

En general, Line Pay tuvo un volumen total de transacciones de aproximadamente 4 mil millones de dólares en 2017. Line está aprovechando sus números para abrir una nueva fuente de ingresos a través de una casa de cambio de criptomonedas. Tales números no deben tomarse a la ligera. La popular Coinbase tiene un total de aproximadamente 13 millones de usuarios.

Hay otra razón por la cual Line está buscando abrir una casa y es que los números de usuarios se están agotando, por lo que buscar una nueva fuente de ingresos es una opción inteligente. A medida que se muestran los números para Line Pay, los usuarios de la aplicación están bastante dispuestos a usar lo que sea que la plataforma tenga para ofrecer.

Crea imágenes para Google Play y Apple Store con este editor online

Line está trabajando a toda marcha, contratando gente con conocimientos en tecnología de blockchain y finanzas. La aplicación de chat “espera convertirse en un líder en la industria de FinTech a medida que el mundo se mueve cada vez más hacia una sociedad sin billetera sin dinero en efectivo”.

Japón, a diferencia de otros países, tiene regulaciones y leyes que promueven y protegen el uso de criptomonedas. El gobierno incluso ha reconocido a Bitcoin como un método de pago legítimo.

En general, el entusiasmo por el dinero digital sigue aumentando en Japón. Esto es incluso después del reciente hack de  Coincheck que hizo que la casa de cambio perdiera alrededor de 530 millones de dólares (de los cuales, 425 millones serán reembolsados). La agencia financiera reguladora del país le dio a Coincheck una bofetada en la muñeca, combinada con una advertencia de hacer más para proporcionar garantías adecuadas contra futuros ataque

Más en TekCrispy