Wannamine Mineria Criptomonedas Nsa

En 2017, el ransomware WannaCry que afectó a miles de ordenadores a nivel mundial, representó una verdadera bofetada al sector de la seguridad informática. Este malware se originó a partir de unos exploits que fueron hallados por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU (NSA, por sus siglas en inglés), y que ellos mismo aprovecharon para labores de espionaje.

Para desmérito de la NSA, estos exploits fueron publicados y posteriormente aprovechados por terceros. Ahora, se ha podido conocer que los exploits están siendo aprovechados también, pero a diferencia de lo ocurrido en 2017, no se ha dado a través de un ransomware, sino de un malware de minería de criptomonedas.

Tal y como hemos informado anteriormente, la vulnerabilidad que trae consigo estos exploits lleva por nombre EternalBlue, y se filtró durante abril del año pasado. En este sentido, fue implementado el ataque de WannaCry, a través del cual se secuestraban los archivos del ordenador del usuario y se le exigía pagar un rescate por ellos.

Pues bien, ahora se ha conocido que el malware de minería de criptomonedas lleva por nombre WannaMine, y  sigue los pasos del poderoso ransomware para infiltrarse en los ordenadores de las víctimas aprovechando la misma vulnerabilidad. Sin embargo, esta vez se aprovecha de los recursos de hardware del usuario para minar criptomonedas en secreto.

Cuando el ataque de WannaCry fue desplegado, la importancia de mantener actualizado nuestros sistemas operativos se hizo más evidente que nunca. En ese momento, Microsoft lanzó un parche de seguridad para socavar el problema, impidiendo que nuestros ordenadores fueran atacados a través del exploit de la NSA.

En el caso de WannaMine ocurre algo similar, ya que si actualizamos nuestro sistema operativo y descargamos los últimos parches de seguridad de Microsoft, nuestro ordenador se mantendrá a salvo. En todo caso, la modalidad de acción de WannaMine no es nueva: se envían enlaces maliciosos al usuario a través de correos electrónicos o están dispuestos en sitios web.

Lo que debemos tener claro es que con este malware de minería es que no sabremos si somos afectados hasta que el rendimiento de nuestro equipo comience a disminuir de nivel.


Si estás interesado en recibir noticias sobre criptomonedas, blockchain y fintech, no olvides seguir CoinCrispy, la guía definitiva para afrontar esta revolución financiera.

Más en TekCrispy