Emisiones Gases Diesel Exp Rimento

Los avances de la tecnología no solo nos han permitido ser una sociedad mucho más desarrollada que la del pasado, sino que además, nos han dado la posibilidad de disfrutar de productos, servicios y soluciones a problemas diarios que no solo nos benefician, sino que han abierto un nuevo camino en el incierto futuro de la humanidad.

Pese a ello, siempre existen entidades que para lograr sus objetivos son capaces de hacer cualquier cosa. Eso es precisamente lo que ha ocurrido en países como EE.UU y Alemania, específicamente en el sector automovilístico con algunos fabricantes de coches. En este sentido, la polémica ha estallado después de que los informes revelaron que estas compañías han colaborado en experimentos en los que monos y humanos fueron expuestos intencionalmente a gases diésel.

Investigadores descubren una nueva especie de mono tití en la selva amazónica

¿Monos obligados a respirar gases diésel?

Los experimentos secretos, que tuvieron lugar tanto en EE.UU como en Alemania, formaban parte de una iniciativa de investigación sobre el “diésel limpio” financiada por Volkswagen, BMW y Daimler. Luego de las revelaciones, la protesta se ha hecho sentir. Por ello, Steffen Seibert, portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, dijo:

“Estas pruebas sobre monos o incluso humanos no están de ninguna manera justificadas desde el punto de vista ético (…) la indignación que siente mucha gente es completamente comprensible.”

La histeria se desató después de que en un informe publicado en el New York Times se detalló un experimento desconocido realizado por el Grupo Europeo de Investigación sobre Medio Ambiente y Salud en el Sector del Transporte (EUGT), una institución de investigación que actualmente se encuentra en desintegración y está financiada por los tres fabricantes de coches.

Entre otros estudios que supervisó, el EUGT eligió el Instituto de Investigación Respiratoria Lovelace en Albuquerque, Nuevo México, para llevar a cabo un experimento que podría mostrar lo ofensivos que eran los gases diésel, al forzar a un grupo de monos a inhalar los gases del tubo de escape de un coche durante 4 horas.

Los animales, 10 macacos criados exclusivamente para experimentos médicos, se alojaban en cámaras donde se bombeaban directamente los gases de escape de un Volkswagen Beetle que corría en una cinta rodante.

Para mantener a los animales tranquilos y ocupados durante el experimento, los trabajadores del laboratorio habían montado un televisor que los animales podían ver desde sus cámaras de gas.

El escarabajo con el que se les había suministrado el gas formaba parte del escándalo de las emisiones contaminantes de coches Volkswagen que se desveló en 2015, en el que unos 11 millones de coches de esta marca en todo el mundo estaban equipados ilegalmente con un software capaz de enmascarar los niveles de contaminación por dióxido de nitrógeno emitidos por los coches.

Por su parte, los monos también tuvieron que inhalar los gases producidos por una camioneta diesel Ford 1999 en una prueba separada, antes de ser anestesiados e intubados, y luego tener sus pulmones lavados para que sus bronquios pudieran ser examinados.

Pruebas con humanos

En una declaración el sábado, Volkswagen dijo que “se distancia claramente de todas las formas de abuso animal”, pero eso fue antes de que los medios de comunicación alemanes produjeran nuevos informes de experimentos similares con humanos.

Científicos registran por primera vez el movimiento de los átomos en 4D

Estas pruebas, realizadas por la Universidad de Aquisgrán en Alemania en 2013 y 2014, y también comisionadas por la EUGT, revelaron que 25 jóvenes adultos y sanos inhalaron diferentes concentraciones de dióxido de nitrógeno durante varias horas cada una.

Aunque parece que la universidad obtuvo la aprobación ética para llevar a cabo la investigación, además del consentimiento por escrito de todos los que participaron, este episodio sólo representa otra mancha en el expediente de los fabricantes de coches implicados en el escándalo de las emisiones de diesel.

Más en TekCrispy