Theresa May

Theresa May ha prometido ‘muy seriamente’ considerar si elaborar nuevas reglas estrictas que rijan la compra y venta de Bitcoin.

Durante una conversación en Davos, la Primera Ministra pidió realizar un análisis más detallado de los mercados de dinero virtual pues conoce que son notoriamente volátiles. Ella dijo: “Criptomonedas  como el Bitcoin, deberían ser tomadas muy en serio, precisamente por la forma en que pueden ser utilizadas, especialmente por los delincuentes”.

May también dijo que hay grandes posibilidades para que Gran Bretaña atraiga compañías tecnológicas una vez que la región abandone la Unión Europea. Sin embargo, simple mención de las regulaciones es suficiente para enviar a los mercados de criptomonedas al colapso, pues el precio del bitcoin bajó de USD$ 11600 a 11100.

Sin embargo las declaraciones de la mandataria no han sido vistas explícitamente como algo negativo. Kevin Murcko, CEO del exchange de criptomonedas CoinMetro, dijo:

“La regulación en el Reino Unido puede no ser necesariamente algo malo para la economía de activos digitales: la regulación gubernamental es una fuerza legitimadora. Las nuevas regulaciones significarán que las personas se sentirían más seguras al invertir en criptomonedas, ya que los corredores fraudulentos serán excluidos del mercado “.

Asimismo, explicó que a medida que las diferentes naciones avancen para regular las criptomonedas de diferentes formas, el impacto a corto plazo en los mercados se verá compensado por la estabilidad largo plazo que solo pueden brindar las protecciones del consumidor y la eliminación de entidades y prácticas fraudulentas

El empresario cerró su postura diciendo:

“En mi postura considero firmemente que los miembros de la criptocomunidad debemos dar la bienvenida a la regulación, en lugar de rechazarla. Esto ayudará a estimular la adopción entre los principales inversionistas y el público en general.”