Monos Clonados

Científicos chinos han clonado monos utilizando la misma técnica que produjo a la oveja Dolly hace dos décadas, rompiendo una barrera técnica que podría abrir la puerta a la clonación de humanos.

Zhong Zhong y Hua Hua, dos idénticos macacos de cola larga, nacieron hace ocho y seis semanas, convirtiéndolos en los primeros primates, el orden de los mamíferos que incluye monos, simios y humanos, en ser clonados de una célula no embrionaria.

La clonación se logró a través de un proceso llamado transferencia nuclear de células somáticas (SCNT), que implica la transferencia del núcleo de una célula, que incluye su ADN, a un óvulo al que se le ha extraído el núcleo.

Estos son los efectos que una estadía prolongada en el espacio tiene en el cuerpo humano

Investigadores del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shanghai manifestaron que su trabajo debería ser una gran ayuda para la investigación médica, al permitir el estudio de enfermedades en poblaciones de monos genéticamente uniformes. Aunque también prepara el terreno para la clonación de nuestra propia especie.

El Dr. Muming Poo, coautor de la investigación y director del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias, manifestó al respecto: “Los humanos son primates. Entonces  para la clonación de especies de primates, incluidos los humanos, la barrera técnica ha sido superada. La razón por la que superamos esta barrera es producir modelos animales que sean útiles para la medicina. No hay intención de aplicar este método a los humanos”.

A pesar de décadas de intentos, nadie había tenido éxito en usar el mismo método utilizado para crear a Dolly para clonar un primate.

La dificultad radica en la “reprogramación” del núcleo del donante, un mecanismo mediante el cual las modificaciones existentes en el ADN o las proteínas adheridas se borran antes de que se realicen nuevos cambios, lo que permite que surjan todos los diferentes tipos de células. Pero los investigadores superaron este escollo al exponer el huevo con el “nuevo” núcleo a un cóctel de diferentes sustancias que ayudaron a la reprogramación, y de ahí el desarrollo del embrión.

El procedimiento fue técnicamente desafiante. Básicamente, los científicos eliminaron el núcleo que contiene ADN de los huevos de mono y lo reemplazaron con ADN del feto del mono. Estos huevos reconstituidos crecieron y se dividieron, y finalmente se convirtieron en un embrión, que luego se colocaron en monos hembra para que nacieran.

Esto es lo que debes saber sobre el síndrome de Down

Los científicos implantaron 79 embriones para producir los dos bebés. Aunque podría ser calificado como un método ineficiente, el enfoque tuvo éxito donde otros habían fallado.

Los científicos señalaron que la clonación de células fetales podría combinarse con técnicas de edición de genes para producir un gran número de monos con ciertos defectos genéticos que causan enfermedades en las personas. Los animales podrían usarse para estudiar tales enfermedades y probar tratamientos. Los investigadores dijeron que sus objetivos iniciales serán el Alzheimer y el Parkinson.

Más en TekCrispy