Fallo Tinder

En algunos países, Tinder ha sido un método muy usado para conocer personas con las que quizás surja una relación amorosa o de cualquier otro tipo. Pero es justo su dinámica la que nos hace pensar que la privacidad y seguridad no es el fuerte de esta aplicación. Y en parte no estamos del todo equivocados.

Es importante recalcar que a veces las aplicaciones terminan usándose con un objetivo muy diferente para el cual fueron creadas. Y aunque los desarrolladores no pueden estar al pendiente de lo que hace cada usuario, ellos tienen cierta responsabilidad en lo que algunos mal intencionados puedan hacer con la plataforma, ya que de seguro han encontrado un error en el código para usarlo a su favor.

Error de seguridad

Se ha descubierto un error en la seguridad de Tinder, al parecer, es posible filtrar la actividad que realizan los usuarios dentro de esa aplicación.

Tinder usa el método de cifrado para proteger ciertos aspectos como likes, match que se hacen a las fotografías, también los mensajes, pero no cifra las imágenes. La gravedad está en que por el tamaño del paquete que recoge esa información se pude saber qué hizo el usuario.

Este fallo entonces permite que cualquiera que use una aplicación como Tinder Drift pueda espirar a un usuario cualquiera. Sin embargo, para que alguien haga esto debe estar conectado a la misma red de la víctima. Las probabilidades de un ataque aumentan en esta condición, pero con ese bug las personas ya no están completamente seguras en Tinder.

¿Alguna solución?

La solución que como usuarios podemos poner en práctica es evitar conectarnos a una red pública.

Para evitar que la debacle de Tinder siga en ascenso, la firma ha oficializado su intención de resolver el problema y han asegurado que la actualización de Android ha superado este fallo con la utilización de parches. Pero sería cuestión de probar si todavía es posible espiar.