Gold

The Perth Mint es una de las refinerías más grandes de Australia y actualmente está buscando formas de atraer a nuevos clientes para que realicen inversiones en oro, y una de sus estrategias es lanzar su propia criptomoneda respaldada en el metal precioso.

Con una capacidad de procesamiento de más de 700 toneladas de oro por año, Perth Mint es la refinería de oro más grande de Australia. Sin embargo eso no ha impedido el aumento del traslado de sus  inversores hacia nuevas alternativas como lo son las criptomonedas como el bitcoin.

Según ABC News, la compañía está en proceso de desarrollar una criptomoneda aún sin nombre respaldada por oro que servirá para comprar y vender cripto-oro en una cadena de bloques.

Además, también se enfatizó que la compañía estaba interesada en implementar la tecnología blockchain en sus propios operadores. Una posible aplicación podría hacer que toda la cadena de suministro de un lingote de oro rastreado desde el sitio de la mina hasta su venta a un consumidor, sea rastreado y registrado en una cadena de bloques inmutable y transparente.

La incursión de los refinadores en la criptomoneda y la tecnología blockchain surge un año después de que el Tesoro del Reino Unido anunciara su propia ‘oferta de oro digitalizada’ donde los consumidores podrían comprar, mantener y vender oro instantáneamente sobre una cadena de bloques a través de una ficha digital llamada Royal Mint Gold (RMG ) La plataforma de comercio de blockchain fue desarrollada conjuntamente por BitGo, la start-up de bitcoins, lo que facilitó los intercambios de mil millones de dólares en barras de oro reservadas en las bóvedas de la Royal Mint cerca de Cardiff, Gales.

En última instancia, Perth Mint ve la oportunidad como una plataforma para vender oro. “Ciertamente, tratamos de hacer que sea más fácil y más fácil, dentro de lo razonable, que las personas accedan a los metales preciosos”, fueron las palabras de Richard Hayes CFO de la empresa quién continúo con la frase “Esta sería sólo otra forma de hacerlo”.

El ejecutivo espera que los tokens de criptomonedas respaldados en oro se ofrezcan en algún momento en los próximos 12 a 18 meses.