Sialorrea

Babearse mientras se está dormido es un incidente bastante común que no debería generar ninguna preocupación, ya que en la mayoría de los casos se trata de una consecuencia normal del sueño profundo. Desde el punto de vista médico, el babeo se denomina sialorrea, un término que denota una producción excesiva de saliva.

Aunque la cantidad de saliva producida durante el sueño es mucho menor que la generada mientras se está despierto, el hecho de no tragar mientras dormimos, combinado con la posición del cuerpo y la relajación de los músculos faciales que se presenta en la fase de sueño profundo, hace que esa poca cantidad de saliva se acumule, se escape de la boca y termine en la almohada.

Si bien la mayoría de los casos se trata de algo normal, babear mientras se duerme puede ser reflejo de una condición médica subyacente. La rinitis alérgica y ciertas alergias alimentarias causan una producción excesiva de saliva que favorece el babeo. Del mismo modo, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (acidez), es una condición que también acarrea una producción excesiva de saliva.

Las infecciones del tracto respiratorio superior generalmente están asociadas con problemas de respiración y deglución, que provocan babeo debido a la acumulación de saliva. Además, cuando el conducto nasal está bloqueado, se tiende a respirar por la boca, lo que hace que el exceso de saliva fluya libremente.

Babear es  un síntoma conocido que se ve en personas que sufren de terrores nocturnos, los cuales pueden manifestarse como resultado de una razón psicopatológica. Frecuentemente ocurren cuando una persona está bajo estrés emocional severo o puede ser desencadenada por ciertas drogas como sedantes, alcohol o incluso la falta de sueño.

A veces, el babeo también se observa en personas que padecen otros trastornos relacionados con el sueño, como caminar dormido (sonambulismo) y somniloquía (hablar en sueños).

Además, ciertos medicamentos como la morfina o la pilocarpina, así como algunos antidepresivos, causan un aumento en la producción de saliva y el consecuente babeo mientras se duerme.