El primer vicegobernador del Banco de Rusia, Sergey Shvetsov, opinó en relación al CryptoRuble con motivo del Foro de Gaidar de esta, asegurando que la creación de esta criptomoneda en el futuro es poco probable, según un informe de Tass.  En este sentido, Shvetsov afirmó:

Creo que mientras la demanda de criptomonedas esté vinculada en gran medida al desvío de regulaciones, está claro que el regulador no puede permitirse emitir un CryptoRuble.

La primera vicepresidenta del banco, Olga Skorobogatova, compartió anteriormente esta opinión con el funcionario, afirmando que no veía la necesidad de una criptomoneda emitida por el banco central ruso. Sin embargo, dijo que la institución está considerando la introducción de una moneda digital supranacional dentro del BRICS o la Unión Económica Euroasiática (EAEC).

CryptoRuble para Pagos Transfronterizos

Por su parte, el viceministro de Finanzas Alexei Moiseev dijo a los periodistas en el foro que su ministerio apoya la idea de utilizar una criptomoneda soluble en los asentamientos transfronterizos. En este sentido, detalló:

La cuestión sobre la que debemos centrarnos ahora es el uso del dinero electrónico, específicamente del CryptoRuble, en las liquidaciones transfronterizas. Los acuerdos con nuestros principales socios comerciales, al menos con los países de la antigua URSS, no podrían hacerse en moneda extranjera, sino en rublos electrónicos.

Sin embargo, Moiseev puede que no se refiera a una criptomoneda, debido a que en el pasado expresó que ni siquiera entendía en lo que consistía el CryptoRuble.  A principios de este mes, el presidente ruso Vladimir Putin asignó un grupo de trabajo especial para crear alternativas económicas para eludir las sanciones internacionales. Como informamos en CoinCrispy, su primera medida fue el anuncio del CryptoRuble en octubre pasado.

Nada está escrito en relación a las medidas económicas que deciden implementar algunos gobiernos influyentes del mundo como Rusia, donde los anuncios siempre pueden ser vistos como una reacción estratégica ante el ataque de otros gobiernos, justificado o no.

Sea cual sea la decisión final, una criptomoneda controlada por un gobierno se aleja de la idea de descentralización que promueven estos activos, por ello, no es una alternativa que pueda mostrar éxito, o al menos está por verse.