Suiza 1

Suiza comenzó a ondear la bandera de criptomonedas de la mano su ministro de Economía, Johann Schneider-Ammann, según unas declaraciones oficiales:

“El cantón de Zug, el Cryptovalley, ha recorrido un largo camino, y nos sirve para ganar experiencia. Si las experiencias en Zug son positivas, podemos extender eso al resto del país”, a lo que le sigue, la afirmación: “No necesitamos quedarnos solo con el Cryptovalley, deberíamos convertirnos en una criptonación”.

Zug es el hogar de varias compañías basadas en tecnología blockchain, incluyendo la Fundación Ethereum, donde han encontrado el apoyo de los gobiernos locales y ahora, aparentemente, del gobierno nacional

El ministro continúa diciendo:

“Ahora hemos llegado a un momento innovador en el mundo financiero. Las criptomonedas son parte de la cuarta revolución industrial. Vemos qué posibilidades pueden surgir de esto.”

Igualmente, afirma que es demasiado pronto para regular las crytocurrencies ya que la experiencia con ellas es demasiado baja y no está claro en cuál dirección podrían ir los avances económicos. Suiza no forma parte de la  Unión Europea, y se presenta a sí mismo como un país conservando la neutralidad, la soberanía y la independencia, lo que lo vuelve un destino atractivo para las empresas basadas en tecnología Blockchain.

Sin embargo no todos los países coinciden en esta postura. Francia por ejemplo, mantiene una postura negativa, pues en palabras de su propio Ministro de Finanzas “no les gustan” las criptomonedas. Alemania por su parte, ha hecho esfuerzos para establecer regulaciones y considera que las mismas deberían tener carácter global y no ser algo de algunas naciones en específico.