Tide Pod Challenge Reto

El Tide Pode Challenge es un reto viral impulsado por jóvenes estadounidenses que se está convirtiendo en un grave problema en Internet, y consiste en comer cápsulas de detergente tal y como si fuesen caramelos. Pese a lo gracioso que pueda resultar, este reto implica un alto riesgo para quienes participan en él, debido a las intoxicaciones que generan los detergentes una vez consumidos.

En concreto, la Asociación Americana de Control de Envenenamientos ha reportado cerca de 10.000 intoxicaciones por el consumo de detergente, con expertos advirtiendo de las graves consecuencias que este reto incluye, que van desde diarreas y vómitos, hasta la pérdida parcial de la función respiratoria.

Una de las principales vías de difusión de este extraño reto es YouTube, plataforma que ha decidido implementar recientemente medidas radicales contra el contenido que pueda afectar la sensibilidad de otros usuarios. En este sentido, el popular servicio de videos ha decidido dar un golpe en la mesa y censurar a los chicos que tragan detergente. Las razones principales tienen que ver con la violación de las políticas de YouTube.

Asimismo, la plataforma ha advertido que los canales que publican estos videos podrían incluso ser clausurados. Por su parte, aún se permite la difusión de videos que discuten el Tide Pode Challenge pero solo de manera informativa. En la declaración, YouTube afirmó:

Las Políticas de la Comunidad de YouTube prohíben el contenido destinado a fomentar actividades peligrosas que tienen un riesgo inherente de daño físico (…) trabajamos para eliminar rápidamente los videos que violan nuestras políticas.

El Presidente de la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor también ha emitido varias advertencias sobre la ingesta de detergente, con su presidenta Inez Tenenbaum afirmando:

Un producto destinado a hacer que su ropa esté limpia y brillante no debe llevar a que los padres tengan que llamar a la línea de ayuda para venenos porque su hijo esté en peligro

La compañía fabricante de los detergentes en cuestión, Tide, ha tratado de educar a sus clientes, publicando incluso un Tweet donde explica que su detergente no debe ser utilizado para otra cosa que no sea lavar la ropa. De hecho, la empresa se asoció con Rob Gronkowski, del equipo New England Patriots, en un intento de concientizar a más personas sobre los riesgos de ingerir sus productos.