Hackeo Tarjetas Victimas Terremoto Mexico

De acuerdo a una investigación llevada a cabo por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México (CNBV), casi todas las tarjetas de ayuda que fueron asignadas a las víctimas del terremoto que afectó al país el pasado mes de septiembre han sido clonadas y hackeadas.

La cantidad de dinero que fue robada asciende a los 2 millones de pesos mexicanos, el equivalente a US$ 10.700 aproximadamente. La mayoría de los afectados que recibieron las tarjetas son residentes de dos de las zonas más afectadas por el sismo: Chiapas y Oaxaca. Casi todos ellos lo perdieron todo, y desde el pasado mes de noviembre comenzaron a reportar cargos no reconocidos en sus cuentas.

La investigación del CNBV logró determinar que cerca del 95,6% de estas tarjetas sufrieron hackeos, sin embargo, esta cifra pudiese incrementarse, al igual que la cantidad de dinero extraído por los hackers. Además de ello, fue denunciada la clonación de 57 tarjetas de ayuda, resultados que fueron hechos públicos por la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Con respecto del momento en el que pudieron llevarse a cabo las clonaciones y los hackeos de las tarjetas, las autoridades determinaron que sucedió justo antes de hacer la entrega de las tarjetas a los afectados, es decir, cuando aún la entidad bancaria Bansefi las tenía bajo resguardo.

La CNBV también dijo que esto se produjo debido a la falta de capacidad para la detección y el bloqueo de transacciones fraudulentas por parte del banco, el cual emitió un comunicado más tarde reconociendo que no contaban con la tecnología adecuada para detectar este tipo de operaciones.

Sin embargo, este no es el único episodio gris en esta historia. La CNBV también determinó se produjo un incidente de fraude, donde fueron entregadas 4.574 tarjetas pese a que solo fueron solicitadas 1.495 para los damnificados. Bansefi ha respondido que se trata de una acusación falsa, mientras que la investigación sigue en desarrollo y se decidió emitir estas tarjetas con chips para hacer difícil las clonaciones.