Resistir Crisis Caidariptomonedas

Aquellos que han estado involucrados en el sector de las criptomonedas han sufrido las consecuencias de repentina volatilidad que muchas de ellas muestran, haciéndose incluso inmunes a estas caídas repentinas en su valor. Por esa razón, muchos ‘nuevos inversionistas’ constantemente muestran dudas y temores acerca de estos cambios que podrían hacerles perder su dinero.

Ante esta situación, a continuación te mostramos una guía sobre cómo actuar en caso de cualquier situación negativa en el mercado, de manera que puedas tomar la mejor decisión al gestionar tus activos.

Piensa a largo plazo

¿Has analizado cuáles son los proyectos o criptomonedas que podrían tener éxito durante los próximos 3 o 5 años? Pues bien, si no has pensado en ello, es momento de hacerlo. Si crees que puedes invertir en estos proyectos, cuyas criptomonedas aún están a un precio ‘bajo’, un buen análisis te conducirá a buenas decisiones.

Apuntar a las grandes áreas de control del mercado que soportan áreas más pequeñas del mercado, como la red Ethereum que soporta a la mayoría de los proyectos de las ICOs o el Bitcoin con la criptomoneda mejor valorada, no es una mala estrategia para obtener un perfil de riesgo sólido u obtener ganancias a largo plazo.

Si dispones de fondos en tu monedero de criptomonedas, es momento de iniciar tus investigaciones en el sector, haciendo énfasis en los proyectos como mejor estabilidad, seguridad, privacidad e innovación. Buscar asesoría de un experto nunca está de más.

Rodéate de expertos

Si perteneces a algún grupo de Facebook o Telegram, donde personajes desconocidos constantemente se encargan de esparcir incertidumbre y miedo, encuentra una mejor comodidad en la que te sientas cómodo.

En cualquier sector económico, un factor determinante para ser un ganador o un perdedor son los individuos con los que te rodeas. Si recibes información constante de personas negativas o demasiado optimistas sobre proyectos que no conocen totalmente, es momento de alejarte de ellos.

El primer paso para convertirte en un buen inversionista es rodearte de ganadores y comenzar a emular sus actitudes y comportamientos.

Evalúa con detenimiento cada decisión

Todos nos sentimos muy bien cuando despertamos y vemos que la criptomoneda en la que invertimos el día anterior creció abrumadoramente, haciéndonos ganar mucho dinero. Esta sensación es lo que mantiene a las personas fieles a sus decisiones y preserva el suministro constante de capital dentro de estos mercados.

Sin embargo, el dinero que rápido llega, rápido puede irse también. Un caso especial es el de Ripple, que experimentó un crecimiento meteórico y rápidamente sufrió una reducción en su valor. Independientemente de cómo te haya ido invirtiendo en cierto activo, siempre es un buen momento para evaluar lo que has hecho bien y lo que cambiarás la próxima vez que enfrentes una situación complicada.

Mantener un control diario o tomar notas mentales sobre lo que está ocurriendo en el mercado de hará entrar en una posición más fuerte para enfrentarte a los cambios repentinos del futuro.

No hagas nada

Quizá te suene un poco extraño, pero al no hacer nada puedes estar haciendo mucho. Es algo así como el rol del silencio en la música, que incluso siento una nota de reposo donde no hay sonido, permite a los músicos llevar un orden y un equilibrio en cada melodía.

Pues bien, el hecho de no hacer nada radica esencialmente en no comprar ni vender. Esta es la mejor alternativa para participar en el mercado cuando sufre alguna depresión repentina. Ningún inversionista es tan atrevido como para vender si sospecha que volverá a subir el valor de una criptomoneda, así como nadie desea comprar si el mercado está sufriendo una caída.

La finalidad de cualquier mercado es exprimir las ganancias de los más débiles y conducirla a los inversionistas fuertes. Se trata simplemente de un juego de manipulación psicológica y de cuánto puedes manejar. Los llamados ‘tiburones del mercado’ se aprovecharán de esto si tu emoción supera cualquier pensamiento racional.

Otra razón para no hacer nada es que, si el mercado sufre una caída repentina, lo más seguro es que no sepas qué hacer. La indecisión puede generar un nivel de ansiedad muy alto que puede conducirte a la pérdida de tu dinero.  Dejar que el mercado vuelva a la normalidad sin intervenir es la decisión más inteligente.