Vitalik

Hasta ahora, los ICO han sido un asunto basado en la confianza, pues fondos de los usuarios que invierten en ellos son agrupados y distribuidos bajo la discreción de un equipo de trabajo. Pero ahora, Vitalik Buterin propuso un nuevo esquema de mandato, que puede prevenir que aquellos proyectos con pocas posibilidades de desarrollarse en el tiempo estimado obtengan una ganancia de valor absoluto gracias al dinero recaudado.

La idea de Buterin es combinar una Organización Autónoma y Descentralizada con los ICO para así lograr un modelo llamado DAICO. En teoría este concepto podrá brindar una mejor protección contra fraudes y también dará una mejor mejor rendición de cuentas de cada proyecto en específico.

Más allá de distribuir la mayor cantidad de tokens en el rango más amplio posible, democratizar un ICO podría incluir un mecanismo que de “taps” a manera de controlar la cantidad de dinero que un ICO utiliza en las distintas fases de su proyecto.

Anteriormente, Buterin había llevado a cabo propuestas para detener el abuso de fondos recolectados para los ICO, incluso había llegado a decir que lo más prudente era usar la mitad de los tokens para el desarrollo y los ingresos de distribución anticipada, para luego proceder a comprar de vuelta el resto de las monedas.

Uno de los fraudes más notables que involucra una ICO fue el caso de Confido, un token que logró barrer el 95% de su valor en pocas horas, para luego pasar a comerciarse como un activo especulativo de alta volatilidad. Otro caso fue el de el proyecto Fantasy Market, un proyecto diseñado para la industria de entretenimiento para adultos. En esta oportunidad el CEO de Fantasy Market convencía a los inversionistas de participar en el proyecto para luego proceder a quitarles el capital colocado.