Compartir

Todos los programas que tenemos instalados en nuestro ordenador Windows -y cualquier otro-, cada cierto tiempo deben actualizarse para solventar algunos errores y/o para agregar novedades que mejoren su funcionamiento.

Pero no siempre nos gusta seleccionar la actualización automática, así que a veces se nos olvida revisar si hay alguna actualización disponible o se nos olvida que tenemos una actualización pendiente.

Patch My PC mantiene tu PC actualizada

Es un programa que puede actualizar la mayoría de los programas que normalmente usamos en nuestro sistema Windows de forma automática. Para ello verifica qué versión de los programas tenemos instalados para encontrar alguna actualización en su base de datos que contiene unos 100 programas.

De este análisis se generarán dos resultados, si en la lista de programas instalados aparecen algunos en color verde significa que no están obsoletos, si aparecen marcados con color rojo es sinónimo de que necesitan una actualización. Aparecerán en negro los programas que se encuentran en la base de datos de Patch My PC, pero no hemos instalado en nuestro ordenador.

Si la lista es muy extensa, en la pestaña “Update Status” que contiene Patch My PC aparecerán los programas que aparecieron en rojo y verde.

Una vez que veamos cuáles programas están desactualizados, podemos presionar el botón “Perform update” para proceder a instalar una versión actual.

Puedes conseguir este programa en su web oficial, y como datos adicionales, debemos puntualizar que es gratuito y que no es necesario instalarlo en el PC, ya que es portable, solo lo descargamos y ejecutamos desde la ubicación que deseemos.

Google prueba nuevo servicio para publicar y conocer noticias locales

Este programa es una alternativa muy conveniente para usarlo en los softwares que no incorporan una actualización automática o para solventar algunos problemas de Windows respecto a su función de actualización de aplicaciones, que aunque ha mejorado, todavía presenta algunos inconvenientes.

Síguenos también en Twitter, Facebook, Flipboard, o por Email.