La vinculación entre Google y los fallos de seguridad Meltdown y Spectre, que han sacudido al mundo tecnológico, hoy es noticia. La compañía tiene meses desarrollando soluciones para enfrentar estas vulnerabilidades, y, en este sentido, han mostrado los resultados de sus investigaciones. Quizá te suene un poco extraño, ya que apenas hace algunos días pudimos conocer de la existencia de estos bugs.

Lo que muchos han catalogado como la falla de seguridad más importante de los ordenadores en la historia de la informática, en efecto, ha sido un problema mucho más grande de lo que se esperaba. A pesar de que las principales preocupaciones se centran en los procesadores Intel, AMD y ARM, los servicios que brinda las grandes empresas de tecnología pueden presentar un considerable desajuste a escala global en caso de que resulten afectados.

Los servicios de Google, Google Drive, Cloud y Gmail son tan solo algunos de los que pudiesen verse comprometidos, haciendo que la experiencia de millones de usuarios que los usan a diario sea negativa. En el mes de septiembre, Google comenzó a ofrecer soluciones vinculadas a dos variantes de Meltdown y Spectre, las cuales implicaron un mínimo impacto para los usuarios.

Sin embargo, una variante adicional de Spectre representó un reto mucho más grande al momento de buscar soluciones, haciendo que los problemas salieran a flote. En un comunicado de Google, la compañía explica:

No solo hemos visto un descenso considerable en el rendimiento de varias aplicaciones, sino que también hemos descubierto un rendimiento inconsistente, ya que la velocidad de las aplicaciones puede verse afectada por el comportamiento de otras aplicaciones que funcionan en el mismo núcleo.

La única solución a esta disyuntiva era el hecho de deshabilitar varias opciones de la CPU afectada, lo cual, según indica la publicación, habría generado consecuencias negativas para los usuarios. Afortunadamente, un ingeniero de software de Google ha conseguido la solución, llamada Retpoline, que impide cualquier ataque vinculado a Spectre sin influir en el rendimiento de dichos sistemas.

Google podría lanzar un Pixel de gama media dentro de poco

Todos los servicios de la nube proporcionados por Google están protegidos desde diciembre contra cualquier variante de los bugs Meltdown y Spectre, incluso de la que mencionamos anteriormente, es decir, la llamada Variante 2. De esta forma, la empresa ha dicho que se trata de la mejor protección hasta la fecha contra los fallos. De hecho, la empresa la ha compartido con toda la comunidad tecnológica para que las demás compañías puedan usar este recurso.