Estimulacion Del Talamo Con Ultrasonido

Cuando las personas comienzan a discutir acerca de las criptomonedas, suelen mencionar una serie de factores claves que siempre deben tomarse en consideración. Hoy en día juzgar una moneda por su capitalización en el mercado no es lo único que define su valor, sin embargo sigue siendo la variante que más se usa.

Existen otra serie de factores que vale la pena evaluar para crear un panorama concreto y así poder conocer a detalle el valor. En CoinCrispy nos tomamos el tiempo de listarlos para que ustedes pongan en práctica la evaluación de estas características al momento de decidir invertir en una nueva critpmomeda.

Capitalización de mercado

Si bien la capitalización de mercado solo es la punta del iceberg cuando de criptomonedas se trata, las personas siempre van tener el ojo puesto en este detalle. De hecho, es por la capitalización de mercado que el Bitcoin se considera la criptomoneda de “mayor” valor, incluso cuando su dominio dentro del mercado de criptoactivos es inferior al 37%. Es por eso que tomar como punto de partida la capitalización del mercado ya no es suficiente, especialmente cuando se habla de altcoins y de tokens ERC20.

Suministro Máximo

La mayoría de los entusiastas de las criptomonedas están al tanto de que cada moneda en particular posee un suministro máximo. En el caso de las fichas que provienen de las ofertas iniciales de moneda, el valor de su suministro se puede conocer por adelantado.

Sin embargo, otras monedas como el Ethereum no poseen esta característica, razón por la cual importante tomar esto en cuenta. Gracias al suministro máximo es que se puede añadir más valor a la capitalización del mercado, en el caso del Ether por ejemplo, su capitalización registrará alzas siempre que haya personas capaces de generar nuevas monedas. En la actualidad se añade un valor de USD$ 898 a su capitalización del mercado cada vez que se genera un nuevo Ether.

Suministro Total

Al contrario de las suposiciones de mucho, el suministro total y el suministro máximo no son lo mismo.

En el caso de Stellar Lumens, por ejemplo, su suministro total es de 103.5 billones de XLM, aun cuando esa cifra no es necesariamente su suministro máximo. Es poco probable que veamos un aumento en la cantidad de XML, pues es una de esas monedas cuyo valor no depende de la minería, sino de una entidad centralizada.

El suministro total de una moneda, y la cantidad de monedas que están circulando en el mercado son muy diferentes, es por eso que un factor que se debe tomar en consideración al momento de invertir. La capitalización del mercado de una criptomoneda, es igual al precio de cada moneda multiplicado por la cantidad de tokens que haya en circulación, y no por el suministro total. Si este último fuera tomado en cuenta muchas de las divisas no podrían mantener su valor en el mercado debido a una cantidad abrumadora de suministro de monedas.

¿Se puede minar?

Cuando se frecuentan portales como CoinMarketCap.com se puede observar que muchas de las divisas tienen asteriscos junto a sus nombres. Esa pequeña marca suele indicar que esas monedas ya no pueden ser minadas. En algunos casos ese ha sido el escenario desde su primer día en el mercado, lo que termina despertando muchas preocupaciones a los futuros inversionistas.

En la actualidad cinco de las monedas dentro del top 10 en la capitalización de mercado ya no pueden ser minadas, y eso termina generando una representación sesgada de su valor, y es por eso que nuevamente mencionamos que delimitar a las monedas por su capitalización en el mercado no es lo mejor que se puede hacer en estos momentos.

¿Tiene una casa de cambio nativa?

Generalmente este es un indicativo que suele no tomarse muy en serio, pero sí existen criptomonedas que en su mayoría solo pueden ser cambiadas en una casa de cambio controlada por sus desarrolladores. Un ejemplo es BitConnect, cuyo 95% de su volumen se origina de su casa de cambio nativa, BCC.

Esto puede ser algo un tanto problemático pues suele conllevar a manipulación en los precios. Por suerte estas monedas no suelen ser con las que el usuario común suela toparse, sin embargo nunca está demás revisar ese detalle para así evitar alguna pequeña trampa por parte de una casa de cambio.