Airbnb Alquileres Amsterdam 30 Dias

Las autoridades de Ámsterdam, en los Países Bajos, han decidido reducir a la mitad el número de noches que los propietarios miembros de Airbnb pueden alquilar sus apartamentos en la ciudad, imponiendo un límite de 30 noches por año, por debajo de las 60 noches actuales por año. La nueva medida entrará en vigor en el año 2019.

Es importante aclarar que esta decisión sobre el límite de noches para alquilar apartamentos en Ámsterdam se aplica a cualquier plataforma de uso compartido por parte de los residentes, no solo de Airbnb.

París, el mayor mercado de Airbnb en Europa, ahora requiere que los propietarios registren sus apartamentos en las plataformas para controlar mejor el cumplimiento de esta medida. La capital francesa también limita el número de noches en que los propietarios pueden listar su apartamento como ‘disponible’ a 120 días más por año.

Mientras tanto, Barcelona, otro popular destino turístico europeo, ha estado tomando medidas enérgicas contra los alquileres turísticos ilegales durante algunos años, aplicando una serie de medidas destinadas a limitar el crecimiento de las plataformas de alquiler turístico como Airbnb.

Por su parte, en Alemania, los funcionarios de la ciudad de Berlín han utilizado un cambio en la ley de vivienda para bloquear efectivamente a cualquiera que alquila un apartamento completo a los turistas en Airbnb sin un permiso, afirmando que tiene la intención de reformar la ley de vivienda para proteger las viviendas locales.

En este sentido, Airbnb dio la bienvenida a una versión preliminar de una nueva ley de vivienda en Berlín publicada en diciembre que reconoce el intercambio de viviendas, y expresó su confianza de que la ciudad terminará permitiendo a los residentes alquilar su apartamento por 60 noches al año sin la necesidad de un permiso.

Las medidas contra Airbnb y plataformas similares en Ámsterdam es significativa, ya que la compañía había revelado previamente un acuerdo establecido en 2016 con el ayuntamiento, que en ese momento estaba destinado a promover el intercambio responsable de viviendas y combatir la hotelería ilegal, con medidas acordadas, incluida la aplicación de una medida que limita a 60 días de alquiler por año dentro de su plataforma.

Airbnb también dijo que promovería una nueva herramienta de vecinos que permite a cualquier persona en la ciudad compartir las preocupaciones que tienen sobre una comunidad, como las quejas por el ruido.

La empresa también se comprometió a continuar compartiendo información con el ayuntamiento sobre los impactos del intercambio de viviendas, y a publicar datos sobre sus operaciones anualmente.

Evidentemente, el paquete de medidas no ha podido mitigar las preocupaciones locales sobre el comportamiento antisocial relacionado con el alquiler turístico a corto plazo, ni proporcionar una garantía adecuada sobre los impactos a más largo plazo de plataformas como Airbnb en las comunidades locales.

Respondiendo a la decisión en una declaración, Bo de Koning, gerente de políticas públicas de Airbnb para los Países Bajos y Escandinavia, expresó su decepción y afirmó que el propietario típico de Ámsterdam en Airbnb gana menos de 4.000 euros al año, compartiendo su hogar por un promedio de menos de 3 días por mes.

También dijo que la mitad de los propietarios de Airbnb en la ciudad son trabajadores independientes; uno de cada cuatro tiene menos de 30 años y más del 40% usa los ingresos para quedarse en su casa. En este sentido, el representante agregó:

La comunidad de Airbnb, compuesta por 19.000 propietarios de Ámsterdam, está decepcionada con su intención de que los grandes hoteles prevalezcan sobre las familias de Ámsterdam que de vez en cuando comparten sus hogares y los castigan por las deficiencias de otras plataformas para promover alquileres de vacaciones responsables.

Más en TekCrispy