Ipad Iphone

La empresa Apple lanzó hace un par de días su nueva actualización para iOS (específicamente la versión 11.2.2), con la que buscaba dar solución a los problemas de vulnerabilidad, y aunque consiguieron acabar con el problema de spectre, esta nueva actualización trae consigo un nuevo problema de rendimiento en los dispositivos.

Este inconveniente no es exclusivo de Apple, pero la empresa se encuentra en marcha para dar solución al mismo, aunque ya se advirtió que el rendimiento de los equipos bajaría apreciablemente.

El problema apareció hace poco y se hizo notar que es un inconveniente que tiene que ver directamente con los procesadores AMD, ARM o INTEL. Apple, buscando generar el menor impacto posible, ya se puso a trabajar en pro de solucionarlo cuanto antes.

Los iPhone y las iPads son los dispositivos afectados por el problema de rendimiento, siendo estos afectados hasta un 50%. Aunque anteriormente la media era de un 30%, ese valor se ha visto superado recientemente.

Por desgracia, para muchos usuarios de la compañía, el problema de ralentización es inmensamente más grave en los iPhone 6, que junto a su ya anterior problema de ralentización por la batería, representan un gran dolor de cabeza, tanto para Apple como para sus afectados clientes.

Se cree firmemente que el problema radica en los procesadores, en los que ya la empresa de la manzana está haciendo todo lo posible para dar fin al incidente y asegurar el bienestar y seguridad de sus usuarios.

Todo este embrollo llega en un momento dramático para la compañía, puesto que se encuentra lidiando con varias demandas proveniente de varios países que van desde sabotaje informático, como es el caso de FACUA en España, y posibles delitos de fraude.