Hace algunos meses se desató una alarma de que el protocolo de seguridad WPA2 que usamos para proteger nuestras redes wifi, no era tan seguro como pensábamos. Y es que este, presenta una vulnerabilidad que permite que los hackers accedan a nuestra red. Según los expertos, se trata del ataque conocido como KRACK (Key Reinstallation Attack), que interfiere en el handshake de cuatro vías de las redes WPA2 y permite el acceso de ‘intrusos’ a la red sin necesidad de contraseña.

Aunque algunos fabricantes respondieron rápidamente con parches y actualizaciones para tratar de controlar el problema, no lo soluciona del todo, por lo que era necesario crear un nuevo protocolo de seguridad que fue presentado recientemente.

En el marco del CES 2018, la WiFi Alliance presentó el estándar WPA3, un protocolo que promete eliminar los puntos débiles y vulnerabilidades como ataques de fuerza bruta y falta de cifrado para enlaces en redes públicas.

Este protocolo elevará el cifrado de datos de 128 bits a 192 bits, para proveer una seguridad en redes mucho más robusta. También, limitará el número de intentos de una terminal para conectarse a la red. La inclusión del nuevo handshake evitará los ataques de fuerza bruta, además la WiFi Alliance apuesta por simplificar el proceso de configuración de seguridad en dispositivos con entornos limitados.

Alerta Sauron, así Facebook avisa a sus empleados que los está espiando

WPA3 permite, además, habilitar el cifrado individual de enlaces en redes públicas, para proteger las conexiones entre dispositivos y el router.

La Wifi Alliance anunció que WPA3 estará disponible este mismo año. Sin duda, esta es una excelente noticia, después de lo ocurrido con KRACK, pero, como es de esperarse, es posible que la transición a WPA3 sea bastante lenta, ya que los fabricantes y desarrolladores tendrán que adaptarse a este nuevo protocolo para ofrecer productos y actualizaciones compatibles.