Intel Mobileye Mapas Carreteras

Los coches autónomos requieren de mapas muy específicos en 3D para precisar su ubicación exacta, sin embargo, enviar coches de mapeo con sensores resulta algo costoso. Ahora, Intel busca aprovechar las imágenes suministradas por las cámaras de los sistemas de seguridad que van instaladas en muchos coches de producción.

Mediante la compra de la empresa Mobileye, que brinda procesadores de imágenes a la industria automovilística, Intel creará los mapas de las carreteras en alta definición, y descargará imágenes mediante conexiones de datos incluidas en estos coches. Se trata de una matriz vial, cuyo nombre será RoadBook, o al menos así la ha llamado la vicepresidenta de soluciones de conducción automatizadas de Intel, Kathy Winter.

De esta forma, los coches tradicionales y los coches autónomos podrán utilizar esta información para analizar mejor el estado de las carreteras por donde transitan, bien sea en aspectos como el tráfico, la infraestructura y las vías complicadas.

Los fabricantes de coches, proveedores de equipamiento para vehículos y las empresas tecnológicas actualmente trabajan en el desarrollo de coches autónomos, cuyo potencial les permitirá reducir o incluso eliminar la cifra abrumadora de 1 millón de muertes producidas por accidentes de tráfico cada año en todo el mundo.

Las predicciones apuntan a que los coches autónomos, bien sea los de propiedad individual o aquellos que operan en el sector de los servicios, llegarán formalmente a nuestras carreteras en el año 2020. Por su parte, Intel dijo en 2017 que planea construir una plataforma para coches autónomos, y la compra de Mobileye refuerza este proyecto, estableciendo un gran vínculo con los actuales fabricantes de coches.

En este sentido, el programa Road Experience Managment (REM) impulsado por Mobileye forma una parte esencial de esta tecnología. Actualmente, algunos coches de Nissan y Volkswagen con procesadores Mobileye contribuirán con el proyecto de creación de imágenes de REM. Los coches enviarán las imágenes a una plataforma en la nube.

Winter reveló que el proyecto espera recibir datos en 2018 como preparación del lanzamiento de RoadBook en 2019. En lugar de un mapa estático, los coches que envían las imágenes al sistema actualizarán constantemente el RoadBook con todos los cambios que las cámaras detecten.

Intel planea revolucionar este mercado a través de una plataforma de próxima generación para la tecnología autónoma destinada a los coches autónomos, que dispondrá de un par de procesadores EyeQ5 que Mobileye está creando en este momento, además de un nuevo procesador Intel cuyo nombre es Atom C3xx4.

Intel presenta chips de IA ultra eficientes para dispositivos del IoT y coches autónomos

De igual forma, Intel ha establecido alianzas con la empresa china fabricante de coches, SAIC, y con la compañía NavInfo, una empresa de mapeo asiática, con el fin de crear coches autónomos para SAIC. Por su parte, Winter reveló que se ha invertido en Here, con el fin de entender las infraestructuras viales comunes para que los coches autónomos tomen decisiones seguras.

Más en TekCrispy