Fisker Emotion Coche Electrico Lujo

Hemos visto como la tecnología de los coches autónomos ha sido una gran protagonista de la CES 2018. Sin embargo, los coches eléctricos no se han quedado  atrás, debido a que son el futuro más cercano del sector automotriz. A pesar de que Elon Musk y su Tesla Motors sean el principal referente cuando se habla de coches eléctricos, eso no quiere decir que existan más participantes en este mercado.

Uno de estos actores es Fisker, quien quiere darle la pelea a Tesla con su nuevo E-Motion, un coche que dispone, al menos en el papel, de ciertos atributos para robarle algo de protagonismo a Tesla. El Fisker E-Motor se ha presentado en la CES oficialmente, y dispondrá de una autonomía de aproximadamente 640 kilómetros, una velocidad máxima de 250 kilómetros por hora y acelerará de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos.

De igual forma, el E-Motor contará con un diseño que pretende destacar lo lujoso del coche, cuyo costo de lanzamiento será de US$ 129.000. Pese a sus principales atributos, que ya de por sí son atractivos, el coche eléctrico de Fisker quiere ofrecer lo que ninguna otra empresa de este tipo ofrece, y son las baterías en estado sólido.

Este tipo de baterías son actualmente la evolución de las baterías de iones de litio, y, desde Fisker han prometido que con solo cargar el coche durante 9 minutos el E-Motor tendría una autonomía de 200 kilómetros. Con motivo del anuncio, Henrik Fisker, el CEO de la empresa, dijo:

Estamos increíblemente ilusionados de exhibir nuestro trabajo en las baterías de estado sólido y el coche, en físico, en un escenario tan masivo y global. Fisker Inc. quiere romper los esquemas, liderando las tecnologías automotrices y creando en última instancia los coches eléctricos más atractivos, funcionales y futuristas.

Lo cierto es que pasará mucho tiempo antes de ver implementada esta nueva batería de forma masiva. Sin embargo, desde la empresa han dicho que durante 2019 se fabricarán las primeras unidades del E-Motion, cuya reserva ya se ha habilitado en su sitio web con un depósito anticipado de US$ 2.000. Estos coches se producirán en Estados Unidos, y la ubicación exacta se desvelará este año.

Por su parte, la producción a gran escala podría darse en 2020 o incluso 2021, fechas en las que también podría comenzar a comercializarse el Tesla Roadster, el coche deportivo de la empresa de Elon Musk.