Los usuarios han experimentado múltiples estándares de carga inalámbrica durante los últimos seis años, sin embargo, esta realidad parece estar llegando a su fin. Powermat, el único competidor del estándar dominante Qi, se ha unido al Wireless Power Consortium (WPC) y ahora respalda a su rival. En un comunicado de prensa, Powermat afirmó:

Qi se ha convertido en el estándar de carga inalámbrica dominante en el mercado y la recién lanzada línea de Apple iPhone es una prueba de este éxito (…) Compartiremos la innovación tecnológica para desbloquear aún más el potencial de carga inalámbrica y acelerar el crecimiento de la infraestructura de esta tecnología.

Powermat apenas se mantenía como estándar, pero como ya se mencionó, el apoyo de Apple a Qi para sus cargadores venideros selló su destino. La empresa se vio obligada a actualizar sus cargadores para dar soporte a Qi, para que los clientes de Apple con soporte de Qi, concretamente de los iPhone 8 y el iPhone X, pudieran aprovecharlo al máximo.

Desarrollan nueva tecnología de carga inalámbrica láser

Powermat dice que trabajará en el desarrollo de futuras tecnologías que permitan “mayor potencia y libertad especial expandida”, manteniendo al mismo tiempo la compatibilidad con el ecosistema Qi. Esto simplificará enormemente el mercado, haciendo que sea infinitamente más fácil para los consumidores, especialmente los que no están informados, obtener productos que funcionen con sus dispositivos. Asimismo, Powermat escribió:

Al unirse a WPC, unifica aún más el ecosistema de carga inalámbrica detrás del estándar global Qi, que acelerará la adopción de la carga inalámbrica y hará que sea más conveniente para los consumidores usar la carga inalámbrica dondequiera que vayan.

Esta decisión implica que de ahora en adelante el estándar Qi será adoptado en mayor medida, llevando la tecnología de carga inalámbrica a la tan ansiada unificación que actualmente no se observa con los conectores mediante cable.