Uber Volkswagen Nvidia Chip Xavier

Nvidia quiere convertirse en una de las más influyentes compañías del sector de los coches autónomos, y aprovechó el CES 2018 para revelar detalles sobre su nuevo chip, Xavier, que representa la base de la plataforma Drive IX, la cual está siendo desarrollada por la compañía con el fin de controlar coches autónomos.

La incorporación de este chip a Drive IX contribuirá a que los coches que la incluyan implementen funciones importantes, como el reconocimiento facial, el control de gestos o los asistentes virtuales que pueden comprender nuestro lenguaje al interactuar con ellos.

Para lograrlo, el chip Xavier dispondrá de una CPU de 8 núcleos, además de una GPU Volta de 512 núcleos, visión computarizada y aceleración por Deep learning. Además de ello, procesará videos con resolución 8K y HDR, e incluirá 9 mil millones de transistores, algo que le permitirá ejecutar 30 trillones de operaciones cada segundo y tendrá la capacidad de incorporar un sistema de aprendizaje simultáneo.

Nvidia entiende que la base de los coches autónomos del futuro será la autonomía, por ello, aseguró tendrá una gran eficiencia a nivel energético y consumirá 15 veces menos energía que la arquitectura de sus chips anteriores. Pese a ello, quedará por ver si realmente esto es cierto cuando comiencen las pruebas.

Además de Xavier y Drive IX, Nvidia presentó también una plataforma llamada Drive AR, que consiste en un SDK con la que esperan implementar interfaces de AR (Realidad Aumentada) en la próxima generación de coches. Esta plataforma estará manejada por Inteligencia Artificial (IA), y tendrá la finalidad de crear advertencias y notificaciones para hacer más fácil y segura la conducción.

Audi retira del mercado su primer coche eléctrico por riesgo de incendio de batería

Para implementar estas tecnologías, Nvidia también anunció que ha establecido una alianza con Uber y Volkswagen para colaborar en el desarrollo de coches autónomos. Estas empresas se unen a otras 320 organizaciones que actualmente trabajan con el fabricante de GPUs, entre las que destacan Baidu y Tesla.

Con esta asociación, Nvidia proveerá de un sistema de conducción autónoma a los futuros coches de la empresa alemana, y realizará más pruebas con Uber para optimizar la tecnología de conducción autónoma en los coches de la empresa de transporte.

Más en TekCrispy