Brasil

Legisladores en Brasil están acudiendo al ethreum para darle mayor impacto a las peticiones hechas por las poblaciones en Brasil. El sistema electoral del país ha recibida muchas críticas y es considerado por muchos como la razón detrás de la crisis política por la que atraviesan en la actualidad.

Ahora, Ricardo Fernandes Paixâo y Everton Fraga están diseñando un plan basado en ethereum que puede ayudar a ponerle fin a varios de los problemas que encuentran las peticiones hechas por los ciudadanos. El par quiere usar la tecnología Blockchain como un sustento que pueda avalar que las firmas que se recolectan para hacerle una petición al gobierno de Brasil son verídicas.

Esto es algo de suma importancia para el país, ya que, cualquier petición o projeto de lei de iniciativa popular que adquiera al menos el 1% de firmas de la población debe ser planteado ante el Congreso, tal y como lo especifica la Constitución del país, sin embargo el gobierno ha fallado en el cumplimiento de su propia ley.

Recolectar firmas de forma común es algo muy costoso para las personas en Brasil, principalmente por su alta densidad poblacional, y eso no solo vuelve el proceso de recolección complicado, sino que la parte de verificación de firmas es casi imposible, eso sin antes mencionar el hecho de que un Diputado del Congreso debe adoptar la petición para así ser presentada.

Hasta ahora solo cuatro leyes que vienen de peticiones han sido pasadas al Congreso, es por eso que Ferandes Paixâo y Fraga idearon un sistema moderno de recolección de firmas.

La plataforma que ellos diseñaron funciona con una aplicación móvil que se encarga de recolectar firmas digitales. El sistema también tendrá una API que puede ser usada por desarrolladores. Los brasileños podrán registrar su información en la app y posteriormente pueden firmar la petición que deseen o incluso pueden inscribir una petición nueva.

Una vez al día la lista de nombres que apoyan una petición en particular pasan por un sistema criptográfico llamado hashing, lo que termina resultado en una cadena de hilos de varios caracteres. La ventaja de ese proceso es que trabaja siguiendo una sola vía, es decir cualquiera puede verificar que su nombre haya sido incluido en la petición, pero es imposible retirarse del proceso luego de que la información haya sido incluida en el sistema.

El récord diario queda luego adjunto a una transacción de ethreum, que a su vez se lleva como una entrada a la cadena de bloques lo que garantiza que hay un respaldo de información permanente, y a su vez al ser descentralizada hay garantía de que existen copias resguardadas en otros ordenadores, lo que vuelve al fraude casi imposible.

Si el sistema llega a llevarse a cabo significaría que las peticiones populares Brasil estarían resguardadas por el sistema global y descentralizado de la tecnología Blockchain, lo que convertiría al gobierno del país en uno de los primeros en trabajar con esta tecnología.

El proyecto se viene desarrollando desde el año pasado, pero se requiere una aprobación por parte de la legislatura para poder llevarlo a la práctica, pero de ocurrir sería una celebración para la democracia brasilera.