BitConnect, el plan de ganancias en criptomonedas más prominente y denigrado, ha recibido una prohibición para sus actividades en el estado de Texas, según muestra una carta de las autoridades financieras locales.

Las autoridades de Texas confían en el argumento más extendido en favor de la actividad de las compañías que operan con criptomonedas: la regulación contra los valores no registrados. Este es el argumento principal para la orden:

El Comisionado de Valores determinó que las inversiones de BitConnect son valores, pero no estaban registradas como lo exige la Ley de Valores de Texas y las Reglas y Regulaciones de la Junta de Valores del Estado.  Además, la compañía no está registrada para vender valores en Texas.

Lo que impulsó a las autoridades a tomar esta decisión fue el enfoque agresivo de BitConnect en la búsqueda de nuevos clientes, por vías como los anuncios en línea, las redes sociales y videos cada vez más frecuentes. Sin embargo, las autoridades también señalaron que los promotores y vendedores no estaban registrados como corredores de valores.

Lo que atrajo la atención hacia BitConnect fue también el anuncio de su reciente ICO, un evento de venta simbólica que reuniría aún más Bitcoins para el proyecto. La fecha de inicio de esta oferta inicial de monedas de BitConnect se fijó para el 9 de enero.

BitConnect se ha beneficiado en gran medida de la subida de los precios del Bitcoin, ya que consigue pagar las ganancias denominadas en moneda fiat sin declararse en quiebra. BitConnect también ha sido cuidadoso a la hora de frenar su programa de derivaciones a múltiples niveles, para que el esquema no se salga de control y autodestrucción, como los esquemas Ponzi tradicionales.

Hasta ahora, BitConnect trata de manipular el precio de las monedas BCC (BitConnect) para que tengan una relación fija frente a Bitcoin, asegurando así una entrada constante de BTC de los recién llegados. Después de una fuerte caída hace unas semanas, BCC volvió a subir a US$ 400 mientras que el BTC se recuperaba por encima de los US$ 15.000.

Pero BitConnect todavía tiene partidarios, señalando que Texas no está acusando al proyecto de llevar a cabo una estafa. Queda por ver si la compañía adquiere las licencias necesarias para operar su negocio en Texas.

Mientras que parte de la comunidad de las criptomonedas está celebrando el movimiento en contra de BitConnect, que es visto como una aberración entre proyectos y monedas, otros creen que invertir en criptomonedas es un asunto personal. A pesar del riesgo para las finanzas personales, los reguladores no deberían tratar de proteger a los usuarios de sus errores.

Escribir un comentario