Carne

Se estima que hace 2,6 millones de años los humanos comenzamos a comer carne. Antes de eso, nuestros antepasados ​​comían una dieta vegana basada principalmente en bayas y flores; fue cuando los primeros homínidos comenzaron a comer más semillas y nueces, que nuestros cuerpos comenzaron a adaptarse para digerir la carne. Pero, ¿qué pasaría si nuestra dieta se basara sólo en carne?

Sin alimentos ricos en fibra como las lentejas, los frijoles y el brócoli, la consecuencia más inmediata sería el estreñimiento. Otra secuela estaría relacionada con la obtención de energía; debido a que la forma más simple que tiene el cuerpo para generar energía es convertir los carbohidratos en glucosa, en ausencia de carbohidratos, tendrá que quemar grasa y descomponer proteínas importantes, un proceso que se conoce como gluconeogénesis, creando un desecho de nitrógeno que se convierte en urea.

Registra tus hábitos alimenticios con una fotografía desde Bitesnap

El exceso de estos desechos podría derivar en el envenenamiento de proteínas, que incluye síntomas como náuseas, diarrea y potencialmente la muerte.

Otra de las nefastas consecuencias que podría tener una dieta basada sólo en carne, es la falta de vitamina C. Los humanos son uno de los pocos animales que no pueden sintetizar la vitamina por sí mismos.

Sin una fuente de vitamina C, el cuerpo no podrá crear de manera efectiva colágeno, una proteína estructural que se encuentra en los tendones, los ligamentos y la piel. Esto lo pondrá en alto riesgo de desarrollar escorbuto. Aunque comer carne cruda podría ser la forma de evitar esto, ya que es la cocción lo que degrada la mayor parte de la vitamina C.

Existe un caso interesante conformado por los habitantes de las regiones árticas, cuya dieta tradicional consiste en lo que se caza y se pesca, con poca o ninguna comida vegetal, productos lácteos o carbohidratos.

Estas personas consumen carne de órganos como el hígado para cubrir la necesidad de vitamina A y vitamina D, que es vital para los ojos y los huesos; el pescado graso rico en omega-3 favorece el corazón y sistema vascular.

Sin embargo, los cuerpos de los esquimales se han adaptado para manejar la gluconeogénesis al tener hígados más grandes; de hecho, un reciente estudio genético investigó el genoma de esquimales de Groenlandia y encontró una selección de variantes que crean un efecto protector contra el colesterol y los triglicéridos, lo cual les permite  subsistir comiendo sólo carne, pero es importante recordar que estas comunidades han dependido de la comida animal a partir de las circunstancias y la necesidad.

De este modo, a menos que se esté considerando comer grasa de ballena cruda, carne de órganos y tener genética de su parte, considere seguir una dieta equilibrada que incluya todos grupos alimenticios, ya que comer sólo carne es una muy mala idea.

¿La multitarea digital aumenta el riesgo de obesidad?

Más en TekCrispy