Intel Resolvera Exploits

Hace un par de días el mundo de la informática fue sacudido por el fallo de seguridad que afecta a los procesadores Intel fabricados en la última década, y que incluso ha salpicado a los chips de AMD y ARM, tal como informamos el día de ayer. Pues bien, la comunidad de desarrolladores actualmente colabora en la solución del problema, e Intel parece encender un foco de luz ante la calamidad.

El presidente ejecutivo de Intel, Brian Krzanich, afirmó que el fallo tiene solución, e incluso la empresa fabricante de chips espera resolverlo en un alto número de ordenadores la semana entrante. Como hemos informado anteriormente, Intel ha sido reconocida por invertir una gran cantidad de dinero en el año 1994 al solicitar la devolución de los famosos procesadores Pentium por el fallo ‘FDIV’, que causaba errores de cálculo.

Con motivo de su declaración, Krzanich aseguró:

Esto es muy distinto a lo que sucedió con FDIV (…) Esto no es una falla que no pueda corregirse (…) Estamos evaluando ahora la primera interacción de los parches.

Recordemos que un grupo de investigadores fueron los encargados de revelar el pasado miércoles el descubrimiento de Spectre y Meltdown, y desde ese momento, AMD y ARM también sufrir las consecuencias del fallo, lo que ha encendido las alarmas y ha puesto a sus fabricantes en una carrera por el lanzamiento de correcciones y actualizaciones de los sistemas operativos, con el fin de evitar que los hackers aprovechen la vulnerabilidad.

El inconveniente radica en que los hackers pueden aprovechar el fallo de encriptación de Spectre y Meltdown para tener acceso a credenciales y otros datos sensibles del usuario.

Por su parte, muchos usuarios aún tienen dudas sobre si los parches que los fabricantes de estos procesadores preparan podrían reducir la velocidad y minimizar el rendimiento de los ordenadores. Sin embargo, Krzanich ha dicho que para las aplicaciones reales el impacto será mínimo.

Asimismo, Intel dijo el día de ayer que la mayoría de los productos que incluyen procesadores incorporados hace 5 años no tendrán inconvenientes con esta vulnerabilidad. En este sentido, un comunicado de la compañía reza lo siguiente:

Para finales de la semana entrante, Intel espera resolver las actualizaciones para más del 90 por ciento de los procesadores introducidos en los últimos cinco años.

Evidentemente, la actualización que Intel espera lanzar hará que los ordenadores sean inmunes a los dos exploits en cuestión. Intel afirmó que en el caso de los dispositivos de más de 10 y 15 años de fabricación, conversará con los fabricantes para saber cuáles deben recibir el parche de seguridad.